Aumento del nivel del mar amenaza la estructura de Internet (+vídeos)

2
81
Aumento del nivel del mar es una seria amenaza la estructura de Internet

El cambio climático y su efecto sobre los niveles del mar podrían causar problemas a miles de usuarios de Internet y esto podría suceder muy pronto, casi a la vuelta de la esquina. Para expresarlo en términos geográficos, esto podría suceder dentro de las próximas dos décadas, según han advertido un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE. UU) en un reciente estudio.

Los expertos han revelado que gran parte de la infraestructura de Internet puede estar cubierta por el aumento del nivel del mar en los próximos 15 o 20 años. Para llegar a esta conclusión, los investigadores mapearon la infraestructura de Internet en Estados Unidos y la superpusieron sobre mapas que muestran el aumento proyectado en el nivel del mar.

 

 

El estudio, que es el primero en evaluar el riesgo planteado por el cambio climático de cara a Internet, combinó las proyecciones de las incursiones en el nivel del mar de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) con datos del Atlas de Internet, un mapa global completo de la estructura física de Internet de Estados Unidos.

 

Te puede interesar: Los hikikomori: una preocupante tendencia entre los jóvenes de Japón (+video)

 

Cables de Internet en riesgo de quedar sumergidos en el Océano 

Descubrieron que ya, dentro de 15 años, miles de kilómetros de cable de fibra óptica y cientos de otras infraestructuras clave de Internet corren el riesgo de acabar sumergidas por el océano. Algunas de las infraestructuras son resistentes al agua, pero otras fueron diseñadas con fines terrestres. No están preparadas para funcionar bajo el agua.

“La mayor parte del daño que se va a hacer en los próximos 100 años se hará más temprano que tarde”, dijo Paul Barford, líder del trabajo. “Eso nos sorprendió. La expectativa era que tendríamos 50 años para planearlo. No tenemos 50 años”.

Al parecer, el riesgo es mayor para la infraestructura de Internet en lo que respecta a Estados Unidos, en Nueva York, Seattle y Miami, donde el agua podría aumentar hasta 30 centímetros de aquí a 2030.

Los investigadores también han expuesto que los efectos no se limitarían a estas áreas. Las consecuencias también se propagarían a través de Internet y potencialmente interrumpirían las comunicaciones globales.

Para el año 2033, más de 6.000 kilómetros de conductos de fibra enterrada podrían inundarse bajo el agua y más de 1.100 puntos de tráfico podrían estar rodeados de agua.

Y es que gran parte de la infraestructura está enterrada y sigue los derechos de paso establecidos, habitualmente autopistas y caminos paralelos a la costa. Está claro que cuando se planificó y construyó esta estructura hace 20 o 25 años, no se tuvo en cuenta el cambio climático.

 

¿Cómo se miden los cambios en el nivel del mar?

Está claro que el riesgo es inminente y ya pudimos ver indicios de los problemas que están por llegar en las desastrosas mareas e inundaciones que acompañaron a los huracanes Sandy (en el año 2012) y Katrina (en 2005), que afectaron considerablemente a las infraestructuras de telecomunicaciones.

Barford aclara que sus hallazgos representan una gran amenaza para la administración y las operaciones de los sistemas de comunicación y, que por tanto, se deben tomar medidas para hacer frente a esta amenaza.

 

Sin embargo, hay un cada vez más creciente grupo a lo largo y ancho del planeta que bien se podrían denominar como”negacionistas”, ellos afirman (con pruebas en mano) que el calentamiento global no es más que patrañas.

 

Inventadas por los grupos de poder para continuar con su manipulación obscena tanto de personas, como del capital. Y hacer de las multas por emisiones de Co2 un gran negocio.

 

José Becerra/Ciudad Valencia/Youtube: Mundo desconocido/Climate Change Risk to Internet Infrastructure 2018 University of Wisconsin–Madison and University of Oregon.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here