Los últimos acontecimientos sucedidos en Venezuela tras la instalación de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, instancia que se encuentra en desacato, fueron analizados por Christian Farías, asesor socio-político y profesor de la Escuela de Cuadros de la Comuna «General Manuel Cedeño».

De esta forma, dio lectura a los acontecido y del show protagonizado por el diputado Juan Guaidó y aseguró que esta situación en el Parlamento venezolano se esperaba.

«En primer lugar la figura de Guaidó sella su derrota total y cierra ese ciclo nefasto que se abrió con Julio Borges en el año 2016, 2017 y 2018, de una oposición que se colocó abiertamente al servicio del imperialismo norteamericano obedeciendo a las instrucciones de una política imperialista de destrucción de las instituciones del país», resaltó Farías.

Christian Farías.

El también profesor universitario, analizó que toda esta situación pasa en función de profundizar la inestabilidad, la crisis institucional y el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro; se llega a la conclusión de que es un fracaso total esa política y es una experiencia totalmente negativa de esa oposición, y que el primer derrotado y figura destronada por completo es la de Guaidó, y era previsible porque venía de derrota en derrota y de ser la nada.

También indicó que por otro lado hay una nueva oposición emergente, una fracción nueva que entiende que el camino ese de la destrucción y del imperialismo bobalicón no dio resultado.

«Esta nueva fracción de la oposición simplemente abre una expectativa en cuanto a que papel legal institucional y político ellos pudieran desempeñar, eso estaría por verse», reseñó.

Christian Farías
Farías asegura que el gran derrotado ha sido Juan Guaidó.

El caos, la violencia y la guerra civil quedaron conjuradas

Por otro lado y desde el punto de vista del gobierno, Farías califica también dichos acontecimientos como una gran victoria institucional «en primer lugar del presidente Nicolás Maduro quien tendió una política de paz , de diálogo y entendimiento frente a una amenaza imperialista bárbara».

Indicó que esa amenaza tiene como propósito destruir el país, desmontar el proceso bolivariano y llevarnos a una situación de atraso de cien años, y de sumergirnos en el caos, la violencia y la auto destrucción, la guerra civil, creo que todo eso quedó conjurado y saldado gracias a la política del presidente Maduro.

Christian Farías

Resaltó que el primer mandatario tiene tres filos importantísimos: «el despliegue de todas las obras de bienestar social, en materia de vivienda, salud, pensionados, educación, cultura, entre otros, y todo lo que representa la ayuda de los CLAP en función de enfrentar la guerra económica»

«El llamado al dialogo a los factores de oposición para el entendimiento y la paz en función de una unidad nacional que conjure la guerra y que abra los caminos para la recuperación económica y la recuperación institucional, monetaria,  financiera, en definitiva la recuperación del país.

Consolidación del Proceso bolivariano

«Y por último el tercer eslabón sería la consolidación del proceso bolivariano y del legado del comandante Chávez, que está cifrado en el presente y el futuro en el Plan de la Patria, y cuyo soporte más importante es la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Christian Farías
El Presidente Nicolás Maduro sigue saliendo victoioso.

Farías cree que todas esas cosas están salvadas gracias a las políticas dirigidas por el presidente Nicolás Maduro y que coloca a Venezuela en una posición de privilegio, comparándonos con lo que está sucediendo en el resto de América Latina.

«En esos países, la situación conflictiva, la violencia, los asesinatos, los crímenes de gobiernos anti populares están a la orden del día y de manera muy grave, entonces contra todos esos vaticinios políticos que habían y que decían que Venezuela era el peor país en crisis política, social e institucional, se demuestra que no era así, que todo era producto de una ofensiva desplegada por el imperialismo norteamericano que esta siendo totalmente derrotada», manifestó.

Llamado de revisión crítica y autocrítica

El otro tema en el que ahondó Farías es el de revisión critica y autocritica de lo que es la Asamblea Nacional, como quinto poder del Estado.

«La experiencia demuestra que ese poder no puede seguir siendo una estructura que sirva o bien para un partido que apoye a un gobierno o un partido que esté en contra de un gobierno«, indicó.

Sostuvo que las dos experiencias vividas y el proceso histórico venezolano reclama otra función de esa estructura.

«La Asamblea tiene que ser un órgano que realmente represente al poder popular, no podemos caer en la tradición de que un partido, en este caso puede ser el bloque del polo patriótico y el PSUV,  se posicionen allí simplemente para apoyar al gobierno y más nada, no puede ser. La situación histórica nos reclama otra cosa, reclama transcendencia a nivel del funcionamiento de esa estructura; puesto que hemos derrotado lo adverso: Una fuerza para destruir al gobierno», resaltó.

El país reclama un cambio cualitativo

Por otro lado, opinó que el país está en este momento está reclamando un cambio cualitativo profundo, y tiene que ver con el protagonismo completo del poder popular.

«Estamos hablando del poder comunal, de los consejos comunales y las comunas, de los trabajadores, de todas las estructuras del movimiento popular que tengan en la Asamblea espacio donde legisle e introduzca todos los proyectos de leyes y del nuevo ordenamiento jurídico que consoliden los logros de la revolución».

Detalló que existe un conjunto de cosas pendientes, por ejemplo ¿Cuál va a ser el destino definitivo de las Comunas?, ¿Cómo va a quedar el CLAP frente al problema de abastecimiento alimentario de la población?, ¿El Clap va a seguir siendo una cosa que no tiene mucha fortaleza o va a ser una estructura firme y permanente del poder popular mismo que garantice al pueblo su auto abastecimiento alimentario?.

Concluyó diciendo que hay una serie de retos del país que tienen que ver con el funcionamiento de la Asamblea Nacional, que no puede seguir siendo un instrumento meramente de los partidos políticos, ni siquiera del partido nuestro el PSUV, sino que tiene que ser un instrumento del pueblo y para el pueblo, del poder popular, ese es el reto que tenemos.

LEER TAMBIÉN: VENEZUELA ABOGÓ EN LA CELAC POR UNIDAD Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Ismael Noé / Ciudad VLC

1 Comentario

Deja un comentario