Si vives en Valencia, si te gusta el cine de autor y si eres observador, con total seguridad debes conocer a Edson.

En el  Cine Arte Patio Trigal, está él casi como único servidor, el carismático Edson Hernández. Él se encarga desde seleccionar el film, limpiar la sala, acomodar los desperfectos que van llegando con el tiempo, recibirte con una gran sonrisa al llegar, y luego cobrarte la entrada módica con tal tranquilidad, que puedes irte y la pagas por pago móvil luego.

Este sábado 25 de enero fui a disfrutar de una buena película esloveno-polaca, se titula: “El Minero”, basada en hechos reales, que cuenta la historia de Mehmedalija Alic; un minero de origen bosnio, quien como inmigrante en Eslovenia trabaja en una empresa para mantener a su familia. A éste le encargan cerciorarse de que la mina esté vacía para luego sellarla.

 

 

El problema se presenta cuando se da cuenta de que dentro de la cueva hay miles de cadáveres de refugiados de la II guerra mundial; así que  tanto la empresa como el gobierno tratan de impedir que la noticia se sepa, al punto de amenazar  a Alic con despedirlo, aprovechándose de su situación como inmigrante.

En la película, se presentan una serie de críticas bien fundamentadas hacia los gobiernos corruptos que le entregan a la empresa privada el poder absoluto de las cosas.

 

DISFRUTA TAMBIÉN: MUVA: UNA REVISIÓN A 123 AÑOS DEL CINE VENEZOLANO ESTE MARTES 28-E

 

Por otro lado se refleja la horrible sensación de pertenecer a un lugar que políticamente no existe, ya que en su caso, su país (Bosnia) dejó de existir, situación similar a la de países desmembrados como Yugoslavia y otros que han tenido el mismo destino, donde el sentido de identidad y patriotismo se pasea en un limbo claroscuro y la imposibilidad tajante del retorno.

“El Minero” es una película altamente recomendable.

 

Volvamos a Edson…

Al salir de la sala, se encontraba Edson con un grupo de personas que le hablaban con mucho agrado sobre la película, pero era un sentimiento que parecía un bello pretexto para conversar y generar esa confianza que se le entrega a un nuevo familiar. Conversaban de antiguos títulos, de los próximos y de la vida misma. Escucharlos era todo un placer.

Edson Hernández es ese funcionario público modelo, que realiza su labor con algo que llamamos amor, palabra trillada o utópica; pero es ese el sentimiento que pudiera salvarnos de tanta negligencia y egoísmo. Amar lo que hacemos y, por supuesto, hacer lo que amamos. Es eso lo que transmite Edson cuando te tomas el momento de observar cómo realiza su trabajo.

Y nos pusimos a hablar:

 

Edson Cine Arte Patio Trigal

P: – ¿Eres trabajador de la Universidad de Carabobo?

E.H.: – Correcto, yo empecé acá en el 2015. Y actualmente soy el encargado. Este cine pertenece al Departamento de Artes Escénicas y Cinematográficas de la Universidad de Carabobo

P: –  ¿Cómo llegaste a este lugar?

E.H.: – La relación que tengo con el cine en general, es desde que tengo uso de razón. Cuando estaba pequeño, mis padres iban de compras al supermercado que está en el Centro Comercial Avenida Bolívar, a mí me fastidiaba ir cada fin de semana, así que un día pedí que me dejaran entrar al Cine Alfa, que estaba en el mismo centro comercial, mientras ellos hacían sus compras; me lo permitieron y se convirtió en costumbre.

Yo le achaco a Woody Allen mi afición al cine, porque un día vi una película maravillosa que se llama «La Rosa Purpura del Cairo»… ¡Cuando aquel actor se sale de la pantalla!, hay una chica que siempre va a ver la misma película, y cuando los actores salen de la pantalla, la ven a ella sola y la meten en la película. ¡Aquello me pareció tan maravilloso, que desde ese momento nació mi gusto por el buen cine!

Luego, ya grande, viví en la avenida Bolívar, y cerca quedaba un club de vídeo que se llamaba Mass Video, y allí pude ver todas las películas que no había podido ver en mi infancia.  Como un juego recortaba los afiches de las películas e investigaba quién era el director, sus actores, y los anotaba en un cuaderno, así pude aprender muchos detalles sobre las películas.

 

 

Edson - Cine Arte Patio Trigal

 

Con el tiempo, se me dio la oportunidad de trabajar aquí a través de la hija de una amiga que era administradora del cine. Ella misma me llamó para que entrara a trabajar en este lugar que siempre me gustó.

Cuando empecé había una plantilla mucho más grande, teníamos cuatro proyeccionistas, y poco a poco se fueron yendo, hasta ahora que estoy solo.

P: – ¿Por qué te parece, Edson, importante el cine de autor?, sobre todo ahora que la mayoría busca ir al cine comercial en las cadenas de cine…

E.H.: – Entiendo que estamos en una época donde nos ha arropado la era moderna y para la gente le es más atractivo los efectos especiales y la fantasía que trabajan en esas películas. Pero a mí realmente no me gusta mucho ese cine, de hecho, ayer unos amigos me invitaron al cine comercial, me dieron a elegir las opciones y, de verdad, que no me interesó nada.

El cine de autor me apasiona porque es un cine que me hace ver más allá, es un cine que te hace pensar y analizar, es un cine con contenido. Entiendo también que con la situación, muchos quieren algo más ligero, pero a mí particularmente me gusta pensar para relajarme.

Hace algún tiempo, la persona encargada era el profesor Daniel La Barca, fue una persona admirable, que logró levantar este cine e hizo un excelente trabajo, trabajaba de lunes a lunes y, además, lograba conseguir títulos que casi nadie podía conseguir. Yo sigo mucho lo que vi de su trabajo.

 

Edson - Cine Arte Patio Trigal

Creo que la cultura es indispensable en todo ser humano, en Valencia el público es distinto, a veces complejo…

P: – ¿Qué crees que hace falta para que más personas vengan a esta sala a disfrutar del cine de autor?

E.H.: – No sé cómo puede llamarse a más personas, parece a veces contradictorio que un lugar que pertenece a la Universidad de Carabobo no sea utilizado por sus directivos, profesores y estudiantes para estudiar el cine arte. Por ejemplo, la mención de Literatura pudiera venir y realizar trabajos de investigación sobre las películas, pero desde hace tiempo no lo hacen…

P: – ¿Quién hace la selección de películas? ¿Quién te las envía?

E.H.: – De un tiempo para acá me encargo yo también de todo eso. Tenemos alianza con la Alianza Francesa y con espacios en Caracas, que cuando realizan festivales nos los envían. Ahora tenemos el problema tecnológico de que el formato que está llegando es más avanzado que el nuestro, eso ha hecho que tengamos que adaptar algunas cosas, convertir, transformar, aunque lamentablemente, ha habido películas que no hemos podido pasar porque no encontramos la manera de llevarlo a nuestro formato; es un trabajo de búsqueda permanente, siempre ando investigando dónde hay festivales, busco la persona encargada y así voy hasta lograr traerla. Cuando el público sale complacido, más complacido quedo yo.

P: – ¿Proyectos a futuro?

E.H.: – ¿Sabes? No soy de proyectar, no sé si está bien o mal, pero me gusta trabajar en el presente y si me proyecto es a corto plazo. Trato de vivir el presente.

Y así terminamos esta agradable visita al Cine Arte Patio Trigal, donde esperamos volver a disfrutar de los más importantes Festivales de Cine Internacional, que Edson Hernández logra conseguir para nosotros con la mayor dedicación.

 

José David Monsalve / Ciudad Valencia.

 

Deja un comentario