Se desató la tormenta política y jurídica en torno a la polémica medida que levanta la prohibición del consumo de drogas y alcohol en la vía pública en el vecino país. ¿Prevalecen las libertades individuales o el orden público?

 

La Corte Constitucional neogranadina dejó sin piso jurídico dos incisos del Código de Policía con los que se prohibía la ingesta de bebidas alcohólicas y el consumo de sustancias alucinógenas en espacios públicos.

 

QUIZÁS TE INTERESE: ASÍ SE ENCUENTRA EL PASO FRONTERIZO CON COLOMBIA LUEGO DE SER REABIERTO

 

La decisión tiende a la protección del libre desarrollo de la personalidad frente a una política prohibicionista, sin embargo no se restringió la acción policial cuando se presentan alteraciones derivadas de cualquier tipo de consumo.

¿Prevalecen las libertades individuales frente al orden público?

“Esto es una protección del libre desarrollo de la personalidad frente a una política prohibicionista y a una opción que consideramos no tiene una relación directa con la protección del espacio público”, reza el fallo.

 

Asimismo, el texto jurídico advirtió que las inexactitudes comienzan con la intromisión en el desarrollo individual de los ciudadanos y continúa con la falta de claridad sobre qué se califica como sustancias prohibidas.

 

Opiniones divididas

Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, aseguró que “cuando la Corte falla imagina a un poeta fumando marihuana en un rincón boscoso; pero, en la realidad, las autoridades debemos enfrentar pandillas que consumen psicoactivos e intimidan”.

 

Su homólogo de Barranquilla, Alejandro Char, lo secundó al declarar: “No puede ser que después de haber ganado la batalla para arrebatarles nuestros parques y plazas a la delincuencia y a la drogadicción, se vuelva a permitir el consumo en estos espacios”.

 

Por otra parte, Guillermo Botero, ministro de Defensa, advirtió que la Policía tiene la instrucción de seguir aplicando la norma, porque “solo hasta que se conozca el texto completo se realiza la valoración jurídica”.

 

La división de opiniones levantó la polarización del Congreso. El senador Álvaro Uribe (Centro Democrático y quien curiosamente está vinculado a las drogas) llamó a “salir a las calles, que es nuestro campo de batalla”, para rechazar la decisión de la Corte y los riesgos que representa para la ciudadanía, mientras que otro sector, encabezado por el senador Gustavo Bolívar (Decentes), trabaja en un proyecto de ley para abrirle la puerta al consumo recreativo de marihuana.

 

 

Ismael Noé / Ciudad VLC

1 Comentario

Deja un comentario