Amarillo número 5

Contiene Amarillo número 5, frase comúnmente escuchada de muy mala fama.

Escoja ingerir comidas más sanas y de producción nacional, aumentando el consumo de granos, tubérculos, frutas, hortalizas y vegetales, acompañándolas de jugos naturales, preparándolas al vapor o a la plancha, evitando las frituras en lo posible.

 

Ante esto, te has preguntado cuáles son las razones o por qué si es tan dañina la siguen incorporando a millones de alimentos procesados en el mundo.

 

Este colorante también conocido con el código E102 (Unión Europea) y tartracina (EE.UU.), produce reacciones alérgicas a personas sensibles al aditivo del tipo nítrico.

 

Quienes padecen patologías asmáticas también experimentan síntomas ya que actúa como un liberador de histamina, sustancia responsable de los cuadros alérgicos y del sistema inmunológico.

 

En 2006, el Journal of Clinical Psychiatry determinó si las alergias a la comida o aditivos de los alimentos causaron intolerancia a los fármacos psicotrópicos.

De los 2.210 pacientes a los que se les administró fármacos que contenían tartracina, 83 desarrollaron reacciones alérgicas.

 

El uso por largo tiempo puede causar efectos en tu salud

Otros problemas de salud

El Amarillo número 5 también está relacionado con otros problemas de salud, incluyendo la visión borrosa, migraña, fatiga y ansiedad.

Si un niño toma jugos en sobre o cartón a diario, poco a poco su conducta va cambiando. Hiperactividad por ejemplo

Los dulces de colores como caramelos y gomitas convierte en presa fácil a los más inocentes de la casa.

 

A razón de ello, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (Food Standards Agency-FSA), lanzó una advertencia en 2008 acerca de algunos colorantes de alimentos.

 

En ella, decía que ciertos colorantes, incluyendo la tartracina, pueden ocasionar cambios en el comportamiento de los niños lo que incluía la pérdida de concentración, actividad impulsiva y fuera de control.

 

Por ejemplo, un consumidor habitual de refrescos los síntomas de hiperactividad se presentan. Si un niño toma jugos en sobre o cartón a diario, poco a poco su conducta va cambiando.

 

Países rechazan uso de la sustancia

En 2013, el Código de Regulaciones Federales de Estados Unidos declaró que las etiquetas para el Amarillo número 5, deben incluir una advertencia de que el colorante puede causar reacciones alérgicas como asma.

 

A pesar de que aún no hay estudios que declaren al Amarillo número 5 como cancerígeno, la sustancia está prohibida en Austria y Noruega y otros países europeos.

El cambio en la alimentación es de gran ayuda para tu organismo

 

Sin embargo, aún es usado libremente y en gran manera en Estados Unidos

 

Actualmente, en ese país la recomendación es que su consumo no supere los 7,5 miligramos por kilo, tal como lo indica la Agencia de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA), medida poco efectiva en pro de la buena salud.

 

Sabiendo esto estamos conscientes de evitar al máximo consumir alimentos procesados  y esto incluye condimentos, como salsas o colorantes para paellas y un sartal de productos importados que llegan al país de manera legal o no.

 

Podría ser causante de obesidad

Aunque no existen tratados concluyentes, a partir de la recomendación de la FDA, se busca evitar que la tartrazina sea consumida en exceso por los niños; de no hacerlo se teme que tenga consecuencias múltiples, una de ellas la temida obesidad infantil, debido a que esta sustancia contiene un alto valor de azúcar.

 

Lo desesperanzador es que el Amarillo número 5 está en muchos alimentos y productos industrializados, como en dulces, helados, productos de repostería, gelatinas, bebidas energéticas y alcohólicas, refrescos y más.

 

Sin embargo, sabiendo esto estamos conscientes de evitar al máximo consumirlos  y esto incluye condimentos, como salsas o colorantes para paellas y un sartal de productos importados que llegan al país de manera legal o no.

 

«La Misión Alimentación educa y alerta a la población hacia la transformación de sus hábitos alimenticios.»

 

Escoja ingerir comidas más sanas y de producción nacional, aumentando el consumo de granos, tubérculos, frutas, hortalizas y vegetales, acompañándolas de jugos naturales, preparándolas al vapor o a la plancha, evitando las frituras en lo posible.

 

Recuerde siempre ¡Agarre Dato y Coma Sano! para contribuir con su salud y la de sus seres queridos.

 

Ciudad VLC/INN/Vanessa González

3 Comentarios

Deja un comentario