Desde la aparición de la internet en el mundo, la información se convirtió en un bien de importancia económica para los emporios internacionales de la comunicación en todos los países en donde tienen grandes intereses financieros.

 

La comunicación se convirtió en el arma de quienes pretenden dominar el mundo por medio de mentiras sobre las las regiones que quieren dominar.

 

Es que no es secreto que las grandes riquezas de esas regiones son de vital importancia para el poder hegemónico capitalista que ha querido mantener sus garras en cada elemento de las sociedades que desean ser libre e independientes.

 

Las redes sociales se transformaron en una plataforma de nuevo dominio mundial por medio de los gustos y contactos entre los seres humanos.

 

Esto lo han sabido aprovechar los dueños de las grandes compañías comunicacionales quienes utilizan los espacios radiales y televisivos hasta llegar a la internet para crear mundo ficticios en donde la razón sólo la tienen «ellos».

 

¿Cómo llegar al público?

La manera en que llegan a los usuarios de estos medios es a través de mensajes que van desde los avisos publicitarios, cada vez más llenos de elementos tecnológicos cargados de animación, hasta los llamados «influencers»; que no son más que personas que se dedican a crear material audiovisual para convencer a los que los ven.

 

Esta nueva manera de dominar al mundo, se convirtió en una nueva rama de diversas profesiones que utilizan la tecnología para poder dar a conocer sus conocimientos.

Latinoamérica es la región en donde el uso de la internet es el más elevado, pasando por las redes sociales hasta la televisión; y es allí donde estos mercenarios de la comunicación hacen de las suyas para atrapar en sus redes de maldad y dominación.

 

Cada vez son más los profesionales de la comunicación que se suman a esta nueva manera de hacer llegar la «información» a sus seguidores y allegados, para así hacerles el juego a esos magnates dueños de medios que sólo quieren el poder hegemónico mundial de los recursos naturales para hacer crecer sus fortunas.

 

Los nuevos modelos comunicacionales hicieron que los artistas también se sumaran a esta moda de difusión masiva de sus productos para vender mucho más sus producciones discográficas por el mundo.

 

El internet ha logrado que muchos cantantes se hayan dado a conocer en lugares en donde los servicios básicos nunca han funcionado pero si conocen la vida de sus artistas preferidos, y esto les sirve a las compañías productoras a subir sus ganancias.

 

Una especie de «palangrismo» del arte se ha posesionado del mundo de la música en diversas partes del planeta. Haciendo que algunos artistas se sumen a las campañas de desprestigio de gobiernos progresistas, aupando los golpes de Estado y desconocimiento de sus autoridades, convirtiéndose en activistas políticos.

 

Casos puntuales

En Venezuela son muchos los artistas que huyeron de los cambios sociales en el país hacia los EE.UU. en busca de mejores situaciones económicas, bien sea porque sus ingresos no fuesen los mismos o porque las plazas no hayan aumentado para sus presentaciones como en tiempos anteriores.

 

Pero aquí no vamos a caer en críticas a sus acciones personales en búsqueda de mejoras laborales para sí mismo o para sus familiares, sino en la posturas que estos personajes, con amplia cobertura mediática popular, tomaron para su provecho personal, gracias a los altos ingresos recibidos para declarar en las redes en contra del gobierno venezolano.

 

Los casos son variados y diversos de estos venezolanos y venezolanas que se dedicaron a colocar sus imágenes de una manera publicitaria para repetir lo que los medios de comunicación, o debo decir los medios de mal información mundial, les dicen que digan para así crear las matrices de opinión que socaven la tranquilidad social de Venezuela, sin preguntarse sobre las consecuencias.

 

Ricardo Montaner, Franklin Virgüez, María Conchita Alonso, las Morillo, José Luis Rodríguez, Reinaldo Armas, entre otros son alguno de los ejemplos que podemos tomar para describir esta nueva manera de hacer arte en el mundo del espetáculo mundial.

 

Más recientemente el connotado director de orquestas Gustavo Dudamel, que después que supo aprovechar los aportes que el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, para que la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Venezuela tuviera el lugar de importancia que merecía y lo merece aún, se colocó del lado de quienes denigran del gobierno que lo apoyó y lo consagró a través del Sistema de Orquestas.

 

También podemos recordar el caso tan renombrado del artista «Nacho«, que después que apareció por diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (paradójicamente donde gritaban que no había libertad de expresión), para presuntamente mediar con la GNB en las guarimbas terroristas del año 2017.

 

Usar la fama para atrapar jóvenes es común en el medio artístico mundial

 

Luego en días posteriores aparece este venezolano como socio de la conocida cadena de producción Universal Music, confirmando que usó su rostro muy bien publicitado para catapultarse a nivel mundial.

Los logros personales a través de los medios de comunicación es muy común en muchos artistas

 

En los actuales momentos Venezuela está pasando por una guerra no convencional gracias a los intereses hegemónicos del gobierno de EE.UU. ayudado por factores políticos derechistas venezolanos; nuestras embajadas han sido tomadas por factores golpistas en algunas sedes, así como no han podido ingresar a las mismas gracias a movimientos sociales que están defendiendo los intereses de Venezuela.

 

Diversos artistas se prestan para que los productores generen ingresos propios

Y es lastimoso ver como jóvenes artistas usando los símbolos patrios y culturales como el Cuatro, se suman a las campañas de desprestigio llenando las redes sociales de mentiras que sólo sirven para consolidar golpes, y hasta invasiones militares.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: PASCUALINA CURCIO: LA CIA MIENTE O NO SABE SUMAR

 

Esto ha hecho que las nuevas generaciones de artistas crean que es provechoso para sus carreras y que podrán gozar de la simpatía de sus seguidores sin tomar en cuenta que la historia tiene un ciclo que en la mayoría de las veces se revierte cuando no tienes una clara postura ideológica.

 

Laboratorios de artistas

Ejemplos como el de Ricardo Montaner en donde expresamente se inclina a una intervención militar internacional al país que le dio todo por su carrera artística y que le dio la fama de la que goza en la actualidad a pesar de sus acciones detrás de la tarima que son bien conocidas, son el pan nuestro de cada día en lo que se refiere al palangrismo artístico.

 

Hizo su fortuna en el país y ahora lo ataca

Son artistas que no tienen sentido común y menos sentido de pertenencia además de la falta de cultura, que no se ubican en el lado de la historia correcto de aquel trabajador del arte, que usa su talento estudiado y perfeccionado para demostrar a través de la expresión humana el mensaje que desea llevar.

 

«La única manera de que Venezuela se salve de esta hecatombe en la que está entrando es con la ayuda, definitivamente, internacional, con la ayuda de militares internacionales».

 

Declaraciones que dejan ver la falta de lectura, la falta de todo sentido común en lo que respecta la historia mundial con el tema de las invasiones y las guerras, en donde mueren gran cantidad de personas inocentes.

 

Recientemente José Luis Rodríguez en un concierto realizado después de su operación de trasplante de pulmón, ratificó su deseo de muerte a las autoridades venezolanas.

 

A pesar de su condición de salud, sigue atacando al Gobierno

En dicho concierto dijo que “Estamos en la etapa final. Se van a ir, caminando o con los pies adelante, pero se van a ir“, dijo el cantante», haciendo una apología a la muerte para las autoridades elegidas constitucionalmente, en claro apego a las órdenes dadas por el gobierno de los EE.UU.

 

Muchos son los casos conocidos en la actualidad de cantantes que realizan composiciones con letras que hablan sobre Venezuela y la supuesta crisis humanitaria por la que atraviesa, creando un ambiente en las redes sociales de desasosiego y desesperación por parte de la ciudadanía venezolana.

 

Recientemente se vio al cantante de salsa nicaragüense, Luis Enrique, con guitarra en mano y, el músico y cantante venezolano Rafael Pollo Brito, interpretando cada uno un tema musical sobre la situación «crítica» por la que pasan Venezuela y Nicaragua; siendo inmediatamente aplaudida por sus seguidores y difundida por los «palangristas» musicales tanto nacionales como internacionales de ambos países.

 

Con esta acción tan simple de ‘retwittear’ o compartir la publicación, se crea la matriz de opinión en la que se afirma que los dos países están verdaderamente en crisis humanitaria.

 

Cabe destacar que estas acciones por parte de estos titiriteros de la palangre musical hacen que las mentiras creadas por estos laboratorios al mejor estilo del Ministro de Propaganda Nazi, Joseph Goebbels, corroborando su célebre frase: «una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad».

 

Es lamentable ver como los nuevos artistas venezolanos que empiezan a surgir en las tarimas nacionales por medio de la música tradicional y folklórica, han caído en la trampa de esos laboratorios internacionales para entrar en una rama nueva del mundo artístico: «el palangrismo musical».

 

Como dijo un amigo y colega músico y docente: «No se trata de que seas buen músico. Se trata de dedicar tu arte y talento a banalidades y al comercio musical. Más no la dedicas a hacer música para la reflexión de la situación de la humanidad, de la lucha de los pueblos…»

 

Danilo González / Ciudad VLC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here