El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, repudió la suspensión arbitraria de transmisión de más de 300 canales de televisión a través del sistema de operación por cable DirecTV en Venezuela.

Reiteró que esto es consecuencia de las acciones coercitivas del gobierno de Estados Unidos (EEUU), lo cual consideró un intento de cercenar a la población su derecho a la información, a la comunicación, al entretenimiento.

«El gobierno de EEUU y la oposición extremista de Guaidó le quitaron el servicio de Direct TV a Venezuela, lo cortaron para hacerle un daño a 2 millones 200 mil familias, pero no contaban con que nuestro pueblo ya está buscando soluciones», aseveró el Jefe de Estado.

El Mandatario venezolano lamentó esta situación en la que Directv “lo ha dicho, no aguantaron las presiones y de un día a otro se fueron”.

El presidente Maduro señaló que ante la actuación que ya ha ejercido el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así como la de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), sobre este caso, “seguramente se encontraran soluciones en los días que están por venir”.

El 19 de mayo en un comunicado la empresa estadounidense AT&T anunció el cierre de las operaciones de Directv Latin América en Venezuela, con efecto inmediato.

La misiva señala que “las sanciones del gobierno de Estados Unidos en Venezuela causaron una discrepancia entre las leyes estadounidenses y venezolanas, que AT&T decidió resolver cerrando sus operaciones en Venezuela”.

El comunicado también sostiene que “el equipo de liderazgo en Estados Unidos tomó la decisión sin ninguna participación o conocimiento previo de Directv en Venezuela”.

 

LEE MÁS: CONATEL EXIGE A DIRECTV RESTITUIR SERVICIO EN 24 HORAS

 

Ciudad VLC/Prensa Presidencial

4 Comentarios

Deja un comentario