Según un sondeo realizado esta semana por la cadena HispanTV a través de su página web, destaca que el 88% de los encuestados reconocen el papel de EEUU y el régimen de Tel Aviv, de Israel  en la violencia desatada en Irak y Líbano.

Aduciendo que es parte de su estrategia para desestabilizar el Oriente Medio.

Asimismo, el 5 % considera que EEUU e Israel han intervenido indirectamente en tales actos de violencia para disuadir a sus enemigos regionales.

No obstante, el 6 % de los participantes en la encuesta rechaza tal idea y señala que las marchas en los países árabes son meras protestas sociales.

Las protestas en Irak comenzaron el 1 de octubre en reacción a la corrupción, el paro y la carestía de los productos básicos.

Se trataba de un movimiento pacífico que, sin embargo, se tornó violento cuando ciertos individuos, haciéndose pasar por manifestantes, se infiltraron en las movilizaciones para provocar disturbios y actos violentos.

Bagdad reconoce el derecho a expresarse en la calle, pero rechaza la violencia.

 

 

Violencia en Irak y Líbano.

 

 

Las manifestaciones de El Líbano estallaron el 17 de octubre contra el plan del entonces premier Saad Hariri para imponer gravámenes al uso de la aplicación de mensajería WhatsApp. 

Luego, pese a descartarse el proyecto, las protestas han continuado centradas en la corrupción política y la crisis económica.

TE INVITAMOS A LEER Y COMPARTIR: CHINA Y EE.UU. AFINAN DETALLES PARA COORDINAR NUEVAS NEGOCIACIONES COMERCIALES

 

 

CIUDAD VLC/HISPAN TV

2 Comentarios

Deja un comentario