Simulacro:

Es parte del cronograma electoral y siempre se hace, y su objetivo fundamental es que los electores conozcan y se familiaricen con el proceso electoral: horarios, máquinas de votación, tarjetón, candidatos, etc. También sirve como escenario para que los partidos políticos y candidatos participantes hagan ejercicio de funcionamiento de sus maquinarias electorales.

simulacro

Y en ese sentido, el simulacro del domingo pasado fue un éxito rotundo para el chavismo y para el candidato del Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro. Desde tempranas horas del domingo, la aceitada maquinaria chavista se activó a través del PSUV y sus equipos de dirección política nacional, estadales, municipales y parroquiales, y junto al Movimiento Somos Venezuela, UBCHs, Hogares de la Patria, JPSUV, FFM, movimientos de Mujeres, discapacitados, sexo-diversidad, partidos aliados, Brigadistas, Misioneros, CLAPs, etc, etc, desbordó, con el pueblo, los centros de votación habilitados para esa actividad, y con alegría y entusiasmo participaron democráticamente del simulacro. Porque este no era un acto del chavismo, sino de los electores sin distingo de color ni candidato.

 

No me toca a mí evaluar la participación ni la efectividad de la maquinaria electoral de Falcón o Bertucci, pero en lo que respecta al candidato del Frente Amplio de la Patria, no hay duda: ¡¡perfecta!! Y así, la victoria es segura.

 

Clap, Clap, Clap

Grande el aplauso para los Claps de Carabobo, que de forma alegre, entusiasta, y sobre todo organizada, desbordaron el Parque Recreacional Sur de Valencia para apoyar, de forma irrestricta y contundente, al candidato del Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro Moros.

Bajo el liderazgo absoluto del gobernador Rafael Lacava y conducidos por el guerrero José Ávila y su equipo de Alimca, llenaron hasta el último rincón del parque, asumiendo el compromiso de votar y movilizar el voto que ha de garantizar las 10 millones de consciencias que reelegirán a Maduro para un nuevo período presidencial en el cual se consolidará el proyecto bolivariano y se superaran las dificultades económicas. ¡¡P’alante es pa’llá!!

 

simulacro

 

 

Payasada en el exilio:

Ya no dan ni gracia los bufones que, a nombre de la oposición venezolana, andan chuleándose a un gentío por el mundo. Unos en Madrid, otros en Miami, los más pendejos en Bogotá… Todos montando su ópera bufa de “magistrados”, “fiscales”, “jueces”, “diputados”, etc., con el adjetivo de “en el exilio”. Con ese cuento han destituido a Maduro varias veces, han modificado leyes, escrito proclamas y otra serie de payasadas que, por lo repetido, ya dan tristeza.

Eso sí: sus actuaciones “en el exilio” les han permitido el financiamiento necesario para comprar casas, llevarse a sus familias y viajar por todo el mundo en primera clase. Todo a nombre del “exilio”. Y uno hasta se moriría de la risa de no ser porque hay gente que les cree el cuento.

 

Santrich:

Herido de manera artera está el proceso de paz en Colombia, por el mamotreto judicial a través del cual se pretende juzgar y extraditar al dirigente de las FARC Jesús Santrich.

Este alto dirigente y vocero del proceso de paz se encuentra recluido en el Hospital El Tunal, al sur de Bogotá, donde es atendido por el cuerpo médico tras el grave deterioro de sus condiciones de salud, resultado de la huelga de hambre que hace para protestar por la acusación de narcotráfico que le hace el gobierno norteamericano y que, como era de esperarse, apoya el gobierno colombiano.

 

simulacroJesús Santrich ha recibido la visita en el centro hospitalario del Jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, y de los representantes de países garantes y diplomáticos del Reino Unido, quienes expresaron su preocupación por su estado de salud, y por la importancia de que este caso judicial de gran impacto cumpla con las garantías del debido proceso. En este sentido respaldaron la declaración de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, que destaca que la Jurisdicción Especial para la Paz es la que tiene competencia para revisar el caso, y así debe hacerse. No están nada bien las cosas en Colombia y, sin embargo, persiste su presidente Santos en meter las narices en Venezuela.

 

Dos muertes más:

Se reseñan esta semana dos muertes más por accidentes relacionados con el improvisado sistema de transporte al que ha recurrido el pueblo para poder trasladarse, de un lugar a otro, a diligenciar o trabajar. Ya son varias las personas muertas y muchas las heridas y lesionadas mientras se trasladan en camiones de estacas, cavas y cualquier vehículo improvisado que supla, por necesidad y obligación, a los autobuses y camionetas.

 

simulacroEsta vez, tristemente, fueron dos mujeres de nuestro pueblo, quienes vía Güigüe, a la altura de Boquerón, murieron. ¿Responsables? Varios y muchos, con diversos grados de participación y corresponsabilidad.

Encabeza la lista el gobierno de USA, que con su bloqueo criminal impide que se compren los repuestos e insumos necesarios para mantener la flota de transporte operativa. Y los pocos repuestos que logran llegar vienen por los “caminos verdes” encarecidos por múltiples alcabalas donde se pagan aranceles a cálculo de Dolar Today, lo que hace casi que inalcanzable su adquisición por parte de los transportistas.

En esta confabulación internacional participan de manera descarada algunos gobiernos cipayos y arrastrados de América Latina, con Colombia a la cabeza. Esa estrategia de “hacer crujir nuestra economía” tiene sus operadores y cómplices criollos, quienes sin pudor claman por más sanciones, e incluso los más “vende patria” ruegan una intervención armada. Borges, Machado y otros que ni vale la pena mencionar encabezan este triste coro.

Por aquí mismo también pudiéramos encontrar culpables o, por lo menos, corresponsables culposos; solo tendríamos que hurgar en la apatía y la indolencia de algunos funcionarios “competentes” que se gozan los cargos, pero no aportan ni la más mínima propuesta de solución. ¡¡Es como si no fuera con ellos!! Pero bueno, lamentamos las muertes de estas dos mujeres humildes, madres e hijas de alguien a quien le duelen mucho, pero que deberían dolernos a todos para, entre todos, buscar una solución al gravísimo problema del transporte.

 

Bertucci y los Carnets de la Patria:

No le gustan al candidato-pastor, pues los considera un instrumento diabólico del Gobierno. Él, que regala y reparte sopas, critica al Gobierno porque regala y reparte bonos para paliar la crisis. Por tanto, estos bonos deben desaparecer y con ellos el instrumento tecnológico que los facilita: el Carnet de la Patria.

 

Leer más: Por Elías Jaua: Dolarización para principiantes

 

Pero ahora viene lo insólito: el hombre, en sus mítines seudo-religiosos, les pide a sus simpatizantes-congregación que los destruyan, ¡¡que quemen en la hoguera ese instrumento de maldad, que pronto vendrá el FMI, los gringos y Dios a salvarnos!! Exclama mientras la música sube el volumen y algunos (no todos) se estremecen y convulsionan oyendo al “salvador”.

En un acto en La Isabelica, incluso, pasaron recogiendo los carnets en una caja, cual diezmo, y no recogieron muchos, por cierto, pues la mayoría se hizo el pendejo ante la cercanía del bono por el Día del Trabajador. Pero bueno: cada quien tiene su forma, sus promesas, sus fieles.

Total: estamos en democracia. Yo mejor se lo dejo a la Biblia, en Jeremías 23:16: “Así dice el Señor de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan. Ellos os conducen hacia lo vano; cuentan la visión de su propia fantasía, no de la boca del Señor”.

 

Buenas noticias:

Son las medidas de protección que sigue implementando y fortaleciendo el Gobierno Bolivariano y el presidente Maduro. No solo fue el aumento salarial y de la cesta ticket, decretado el primero de mayo, y el aumento en las pensiones, sino un aumento del 56 % en el sistema de Bonos del Carnet de la Patria, lo que incluyó el pago de un millón y medio como bono del Día del Trabajador.

Más allá de la polémica sobre la especulación y la usura desatada como parte de la guerra que busca desmotivar el voto, son medidas de protección al pueblo. Poquito o mucho, bien o mal, se protege al pueblo en medio de esta difícil situación. ¡¡Y eso hay que apoyarlo!!

 

Ciudad VLC/ Elucubraciones /@JoseGBlancoC

Deja un comentario