El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile confirmó la muerte de un hombre durante las protestas registradas este viernes en la ciudad de Santiago.

El sujeto resultó electrocutado al caer en un pozo que tenía cables de corriente, mientras huía de la represión policial.

El INDH informó que cuando el hombre de 40 años, cuyo nombre no se ha hecho público , llegó al centro hospitalario, no tenía signos vitales.

Esta sería una víctima mortal más de la represión de carabineros contra las manifestaciones populares en Chile, que ya contabilizan más de una veintena de fallecidos y miles de heridos.

 

 

LEER MÁS: REPRESIÓN EN CHILE CONTABILIZA MÁS DE 3 MIL PERSONAS HERIDAS

 

 

Cientos de ellos con serias lesiones oculares por el impacto de balines lanzados directamente al rostro por la policía.

La violenta represión contra los manifestantes no cesa, en Chile no muere el viejo modelo político pinochetista.

Miles de personas se congregaron este viernes en la Plaza Baquedano de la capital chilena, convocadas para el último viernes del año, en reclamo de cambios profundos en Chile

Desde diferentes puntos de la ciudad, los manifestantes comenzaron a acudir a la plaza, a pesar de que fueron reprimidos fuertemente con carros lanza agua y lanza gases en zonas aledañas como el parque Bustamante y la Alameda, la principal arteria de la ciudad, que fueron cerradas al tráfico de vehículos, reseña Prensa Latina.

 

 

Carabineros a prisión preventiva

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago de Chile ordenó prisión preventiva por 120 días contra seis carabineros acusados de torturas y abuso sexual contra el joven Josué Moreira, estudiante de medicina de la Universidad Católica.

en Chile muere
En Chile muere electrocutado un hombre durante protestas

 

 

Moreira denunció agresión física y sexual por los uniformados, tras su detención el lunes 21 de octubre, mientras auxiliaba a personas heridas en las manifestaciones.

Entre los argumentos entregados para decretar la medida cautelar, están los exámenes físicos que dan cuenta con claridad de las lesiones que sufrió el joven.

La abogada María Elena Santibáñez explicó que el joven ya estaba detenido y se encontraba desarmado, y en vez de pasarlo a control de detención, estuvieron golpeándolo toda la noche, «y lo más grave es que la tortura se infringe no solo para castigarlo a él sino como forma de discriminación por su orientación sexual».

La jueza que llevó el caso explicó que para dar el fallo, consideró la condición de los imputados, pues resulta especialmente grave que funcionarios policiales estén implicados en casos de abusos de poder, pues ellos tienen el monopolio de la fuerza.

 

 

Ismael Noé / Ciudad VLC / AVN

Deja un comentario