El gobierno de Filipinas decidió poner fin al Acuerdo de Fuerzas Visitantes (VFA, por sus siglas en inglés) que tienen con Estados Unidos (EEUU), sin embargo, no quedó claro el futuro de las tropas del país norteamericano.

En este sentido, el Ministerio de Exteriores de la nación asiática notificó este martes a EEUU sobre la terminación del VFA entre ambos países, según informó el vicesecretario de Asuntos Exteriores del país, Dodo Dulay a través de su cuenta en Twitter.

«Por orden del presidente […], el secretario de Asuntos Exteriores, [Teodoro] Locsin, firmó hoy el aviso de terminación del Acuerdo de Fuerzas Visitantes, que se entregará a la Embajada de EEUU en Manila inmediatamente», señaló Dulay.

Más tarde, Locsin confirmó que la Embajada del país norteamericano en Manila recibió la notificación.

Previamente, el portavoz del presidente Rodrigo Duterte, Salvador Panelo, señaló que la terminación del VFA se llevó a cabo para que Filipinas sea independiente de Washington en asuntos militares.

«Es hora de confiar en nosotros mismos, fortaleceremos nuestra propia defensa y no confiaremos en ningún otro país», afirmó Panelo, citando al mandatario, según recoge Reuters.

 

Filipinas aún tienen otros tratados en materia militar con EEUU

El VFA, firmado en 1998, permitía a las tropas estadounidenses permanecer en territorio filipino para ejercicios militares, o prestar asistencia humanitaria.

En este sentido, el acuerdo expirará 180 días después de que Washington haya sido notificado sobre su terminación.

A pesar del final del VFA, ambas naciones aún tienen el Tratado de Defensa Mutua y el Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada (EDCA, por sus siglas en inglés) que seguirán en vigor.

 

Todo inició por un roce diplomático

Duterte amenazó con anular el VFA en respuesta a la revocación del visado estadounidense al senador Ronald de la Rosa, que fue nombrado jefe de la Policía Nacional de Filipinas en 2016, cuando Duterte declaró una «guerra sangrienta» contra los cárteles de drogas.

En esta línea, la anulación del visado es considerado por el presidente como una interferencia en los asuntos internos de Manila.

De la Rosa afirmó que la Embajada de EEUU en Filipinas no le había explicado las razones de su decisión y sostuvo que la cancelación se debió a las acusaciones de supuestas ejecuciones extrajudiciales durante su jefatura en la Policía

La ley de presupuesto de EEUU, firmada por el presidente Donald Trump a principios de enero, incluye una prohibición de entrada a la nación norteamericana para los funcionarios filipinos involucrados en el arresto de la senadora crítica del Gobierno Leila de Lima. Esta disposición se aplicó a Ronald de la Rosa

Filipinas y EEUU están teniendo relaciones difíciles desde que Duterte asumió el cargo en el 2016. Funcionarios estadounidenses critican su campaña contra los cárteles de la droga.

Por su parte, el líder filipino señaló que son medidas severas necesarias para erradicar el crimen organizado relacionado con las drogas, que afecta al país.

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT.

1 Comentario

Deja un comentario