En su segundo año en las Mayores, Gleyber Torres es figura fundamental en el roster de postemporada de los Yanquis de Nueva York. El camarero de los Bombarderos del Bronx es una de las grandes piezas de las que dispone el manager Aaron Boone en el medio de la alineación.

Torres sumó cuatro impulsadas, con un jonrón y tres dobles, y llevó la batuta de la ofensiva en el primer y tercer triunfo en la barrida de los Yanquis contra los Mellizos de Minnesota, 3-0, en la Serie Divisional.

“Es un jugador que espera mucho de sí mismo. Durante el invierno trabajó duro y ha estado presente y aportando en nuestra alineación en todo momento. Tuvo una buena temporada y creo que está teniendo una gran postemporada”, dijo Boone, en rueda de prensa después del primer triunfo de su equipo, en Yankee Stadium.

El caraqueño considera que la clave para él ha sido mantenerse enfocado y no preocuparse por el hecho de estar en una instancia definitoria.

Gleyber  Torres
Gleyber Torres volvió a relucir para sacar oro en los momentos más oportunos.

“Pienso que el foco es el mismo que en la temporada. Trato de no ponerme presión por estar jugando en playoffs. Al final del día, siento que conozco a muchos de los pitchers porque los he visto en vídeos”, dijo el venezolano, que terminó la serie con una línea ofensiva de .417/.462/.917, la mejor de su equipo.

 

Torres impulsó 17 carreras este año con dos outs y hombres en posición anotadora, además de haber conectado cuatro jonrones en esa situación. Su bate ha tenido un peso importante en situaciones cerradas y extremas de los juegos.

“Pienso que ha sido por sobre todas las cosas bastante oportuno. Es una pieza muy valiosa para nosotros y de no ser por el aporte que nos ha dado, probablemente no estuviéramos aquí en este momento y no hubiésemos terminado la temporada de la forma en la que lo hicimos”, se refirió el piloto Boone al líder en estacazos de vuelta completa de los Yanquis esta temporada, con 38, y segundo en remolcadas con 90.

Torres, de 22 años de edad, conectó un jonrón en el primer inning contra Jake Odorizzi para poner la pizarra 1-0 y darle a los Yanquis una ventaja que nunca más perderían durante el resto del desafío, luego anotó después de cada uno de sus dos dobles en el partido y brilló con dos jugadas a la defensiva, para ser la figura del triunfo de los Yanquis 5-1, el lunes por la noche.

LEER MÁS: SE VIENE CAMPEONATO NACIONAL PREJUVENIL DE CICLISMO EN CARABOBO

Ciudad VLC / LVBP

1 Comentario

Deja un comentario