Grupo

El denominado Grupo de Lima reunido en Bogotá, emitió un comunicado contentivo de 18 puntos, donde insiste en la injerencia contra Venezuela, al tiempo que rechaza el uso de la fuerza militar para derrocar al presidente legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

Específicamente en el punto 16 fijan su posición de que la transición a la democracia debe ser impulsada por los propios venezolanos en paz y «en el marco de la Constitución» y el derecho internacional, con el apoyo de políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza.

 

Este domingo, en un comunicado citado en el Miami Herald, el diputado en el exilio Julio Borges —acusado por el Ministerio Público de ser uno de los principales cabellizas en el magnicidio frustrado contra el presidente Maduro— dijo que solicitaría en la reunión del Grupo de Lima aumentar las sanciones contra Venezuela y el uso definitivo de la fuerza militar, posición que no asumió el grupo en la declaración final de este lunes. Dejando atrás, contradictoriamente la opción guerrerista de Estados Unidos (EEUU) contra el país.

 

«Vamos el lunes junto al presidente (que se proclamó mandatario interino de Venezuela) Juan Guaidó, a la reunión del Grupo de Lima a presentar posiciones firmes que signifiquen una escalada en medidas diplomáticas, políticas y de uso de la fuerza en contra del régimen por bloquear la ayuda humanitaria y generar una violencia sin precedentes en la frontera», aseguró Borges.

 

 

Entre tanto, el punto 13 demuestran su preocupación por quedarse aislados, ya que le piden a los países que mantienen vínculos de cooperación con el Estado venezolano que los apoyen en la búsqueda de soluciones que abran paso al proceso de «transición democrática y la convocatoria de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles».

 

Finalmente y sin fecha por confirmar el denominado Grupo de Lima saludó el ofrecimiento de Chile para una próxima reunión.

 

Leer más: Así reseña periodista británico lo que vio en la frontera

 

Ciudad VLC/AVN 

Deja un comentario