Este lunes, Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela bajo la tutela de Estados Unidos, aplaudió que se hayan registrado saqueos en Maracaibo, estado Zulia, y aseguró que se justifican debido a la «crisis eléctrica» generada por el gobierno.

 

Al respecto, Guaidó publicó varios mensajes en su cuenta en la red social Twitter donde asegura que los saqueos son justificables debido a la desesperación de las comunidades por no poder comprar alimentos, agua o medicinas.

 

«No se puede hacer apología de la violación a la propiedad privada, pero tampoco se puede ignorar la desesperación de comunidades que están sin luz ni agua desde hace días y sin poder comprar lo que necesitan con urgencia», escribió el dirigente, quien, paradójicamente, dice defender la propiedad privada.

 

NOTICIA RELACIONADA: ASÍ QUEDÓ EL SAMBIL MARACAIBO LUEGO DE SER SAQUEADO POR VÁNDALOS (+FOTOS Y VIDEOS)

 

Sin embargo, más allá de la apología del delito que Guaidó hace abiertamente en las redes sociales, lo que extraña de esta situación es que el autoproclamado justifique estos saqueos en Maracaibo alegando el «desespero» de la gente por comida, agua o medicinas, pero en el Sambil de la capital zuliana, por solo citar un ejemplo, los grupos de vándalos saquearon tiendas de celulares, ropa, y objetos no comestibles.

 

Guaidó aplaude saqueos en Maracaibo
Así quedó el Sambil luego de registrarse intensos saqueos en Maracaibo

 

¿En verdad este gris personaje de la política venezolana puede alegar por un momento que cree en la propiedad privada? ¿Tendrá la moral suficiente para verle las caras a los comerciantes de Maracaibo, quienes prácticamente perdieron todo lo que tenían?

 

Lo más probable es que -tal como en ocasiones anteriores- sea el gobierno del presidente Nicolás Maduro quien responda ante estos comerciantes por los daños causados por la dirigencia opositora; como siempre ha respondido con créditos para reactivar sus negocios.

 

Juzgue usted mismo:

 

 

 

Ely Reyes/Ciudad VLC

4 Comentarios

Deja un comentario