El pasado miércoles 3 de julio fue detenido en Valencia, estado Carabobo, por el comando del FAES el luchador social José Ramón Rodríguez, un referente en la lucha política por la construcción del socialismo, profesor universitario y trabajador de la empresa editora del Diario Ciudad Valencia.

 

Más allá de los lugares comunes, la respuesta del movimiento popular se hizo sentir a través de las redes sociales, jugando un papel de primer orden. Amigos, familiares y movimientos sociales no dudaron en mostrar a José Ramón su apoyo y solidaridad a nivel nacional y continental.

 

José Ramón Rodríguez

“La inesperada detención se produjo dentro de las instalaciones de la aldea universitaria “Héroes de Canaima 4F” de Naguanagua, aledaña a la Universidad de Carabobo (UC), recinto que también goza de autonomía universitaria e inviolabilidad. Fui trasladado a Caracas con los zapatos rotos y la conciencia limpia, acusado de terrorista”, contó Rodríguez en una entrevista que concedió a Ciudad Valencia, luego de su liberación y regreso a Valencia.

 

 

NO ESTOY EN GUERRA CONTRA EL GOBIERNO

José Ramón Rodríguez no duda en señalar el contexto en el cual se desarrollaron los hechos.

 

José Ramón Rodríguez

“Ustedes saben cómo está el país, toda la campaña mediática de las agencias internacionales está a la caza de cualquier error del Gobierno Bolivariano que vulnere los Derechos Humanos (DD.HH.), porque su intención gira en torno a posicionar la matriz de Venezuela como Estado forajido, que aquí no se respeta la Constitución, que no se respetan los DD.HH. ni el proceso constituyente de 1999. Se trata de vulnerar el Estado y en la destrucción del Estado Nación, nosotros nunca vamos a conspirar en ese sentido, y cuando digo nosotros me refiero a los movimientos sociales y populares, periodistas y comunicólogos, que reconocemos los avances sociales del Proceso Bolivariano a lo largo de estos años”.

 

 

Este nefasto episodio se produce en medio del llamado “Informe Bachelet”, por lo que José Ramón, añade: “Este proceso es nuestro y nos hemos ganado el derecho a criticarlo, no estoy en guerra contra el Gobierno Bolivariano, pero esto no puede suceder en un proceso revolucionario, nuestra propuesta es la revisión de la política anti terrorista del Estado, el terrorismo no se detiene con más terrorismo”, enfatizó.

 

 

¿SÍNDROME DE ESTOCOLMO?

“De mí no saldrá una palabra para condenar la Revolución Bolivariana”, asegura Rodríguez, al tiempo que no pide para sí disculpas ni propósitos de enmienda y reconoce en un audio dirigido a Diosdado Cabello que a pesar de los excesos cometidos en su contra por el FAES, al inicio del procedimiento, el SEBIN no vulneró sus DD.HH. y el trato fue digno.

 

“Resulta clara la decepción que se produce en quienes pretendían utilizar este episodio, manipulándolo en contra de la Revolución Bolivariana. Como ya se ha dicho, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales no forman parte de nuestra cultura política. A nuestros funcionarios policiales y militares se les instruye en el uso proporcional y diferenciado de la fuerza, quienes con su actuación manchan el uniforme y traicionan el juramento forman parte de una minoría indigna merecedora del desprecio colectivo”, argumentó el agraviado.

 

José Ramón insiste en que es indispensable para el desarrollo de una sana democracia fortalecer el respeto a los DD.HH. de toda la población, tanto de afectos al Gobierno como de quienes lo adversan.

 

José Ramón Rodríguez

 

ADECENTAR LA ESTRUCTURA POLICIAL

También señala con especial énfasis la necesidad de adecentar la estructura policial. “Indudablemente tiene que haber una revisión de la conducta de los cuerpos policiales, una revisión de los jefes, una adecuación de los servicios de inteligencia, nos preguntamos: ¿Se va a reprimir la disidencia aliada a este proceso, se va a reprimir a quienes cuestionen la corrupción administrativa?, esas son interrogantes que este episodio nos deja”, indicó.

 

 

José Ramón Rodríguez siempre ha estado del lado de la lucha política.

 

Recordó todo lo que vivió en los años sesenta y cómo eso le permitió resistir la situación a la que recientemente fue sometido. Hoy, a sus 57 años, se encuentra dedicado a la docencia y a la formación, es un intelectual orgánico tal cual lo definió Antonio Gramsci.

 

 

REIVINDICA LAS FORMAS DE LUCHA

Reivindicamos todas las formas de lucha que asumimos en el pasado, no me avergüenzo de nada, solo pido disculpas a mi familia por los fastidios que le he ocasionado”, manifestó el también profesor universitario.

 

En consecuencia, para Rodríguez la tarea por la concreción del nuevo paradigma de sociedad igualitaria está inconclusa.

 

 

“Aquí se trata de construir un proyecto nacional de democracia directa, efectiva y protagónica, donde la libertad de prensa, la libertad de información, la libertad de movilidad, de ejercer actividades económicas y de elegir qué hacer con tu vida sea la agenda permanente”.

 

UN FALSO POSITIVO

Nadie en su sano juicio camina libremente por la calle con un bolso lleno de explosivos C4 y varios metros de mecha detonante, la experiencia de montajes o falsos positivos es pan de cada día en otros países como Colombia, y quienes las ejecutan optan por ascensos en sus cargos. Esta tenebrosa práctica no es usual en Venezuela, y aún estamos a tiempo de atajarla”, recomendó el revolucionario.

 

¿Acaso la sentencia de Julio Escalona: “Los gobiernos pasan, pero la policía queda”, cobra mayor vigencia en este caso?, se preguntó.

“No podemos repetir los esquemas represivos de la Cuarta República, donde un funcionario te atropelle y diga: ‘Tú eres mi ascenso’. Los cuerpos policiales y de inteligencia no pueden ser organismos autónomos en cuanto a sus actuaciones, ni competir unos con otros, tiene que existir completa coherencia con una política de Estado”, afirma Rodríguez.

 

También indicó que esta situación dio una gran lección.

 

“La capacidad movilizadora de las redes sociales, una denuncia que se colocó en la calle, la batalla en las redes es vital en estos momentos. Nuestras armas son la producción de ideas y contenidos, asumo la construcción de una sociedad donde los Derechos Humanos sean para todos y todas”, enfatizó Rodríguez.

 

 

 

LEER TAMBIÉN: FUNDALATIN TAMBIÉN CUESTIONA EL INFORME DE LA ALTA COMISIONADA

 

 

Ciudad VLC/Ismael Noé

2 Comentarios

Deja un comentario