La Batalla de Carabobo no ha terminado

0
241
Batalla de Carabobo

Se aproxima la conmemoración de los 200 años de la Gran Batalla de Carabobo, la que dio el impulso a la Independencia total del imperio Español en toda América.

Apreciar en su justa dimensión el alcance de de este rutilante triunfo, nos da la comprensión de la inmensa responsabilidad que la historia y nuestro padres libertadores nos legaron.

Para los Carabobeños de hoy es un privilegio vivir y mantener en alto las banderas de los principios que dieron paso a esta gloriosa Batalla.

Batalla de Carabobo

El Cmdt. en Jefe y Pdte. Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ha designado una comisión especial para que se organicen y ejecuten las obras y acciones pertinentes de cara a esta fecha. Nuestro Gobernador Rafael Lacava, será el coordinador en el terreno de esta celebración.

¡Vaya que orgullo estar vivo por esta fecha Bicentenaria!

Carabobo no es una fecha más, no fue una batalla más, no fue una escaramuza. CARABOBO fue la madre de las Batallas, que logró poner en fuga al más grande ejército que había salido de España, para conquistar nuestras tierras y arrasar con nuestros aborígenes.

En Carabobo converge el genio, militar, político y diplomático de Bolívar, con la garra de Páez, la valentía de Pedro Camejo, el arrojo de Farriar, la astucia de Muñoz, la lealtad de Salom, la diligencia de Diego Ibarra y la intrepidez de los carabobeños, llaneros, maracuchos y orientales que dieron la estocada al Mariscal La Torre y sellaron la Independencia de la Gran Colombia. Esa Gran Colombia que aún niegan los mismos beneficiarios de esta gesta.

Batalla de Carabobo

Un ejército español que nos superaba en hombres y armas, en ese  millón de kilómetros cuadrados, que era la magnitud del teatro de operaciones en Venezuela y que concentró en las sabanas de Carabobo lo más granado de sus hombres, fue vencido y rendido por el genio, la táctica y la estrategia de Bolívar.

La moralización de las tropas patriotas inspiradas en el ejemplo, la constancia de Bolívar, el paso de los Andes, la victoria en Pantano de Vargas y Boyacá, se sentía moralmente superior a quienes nos dominaron por más de 300 años.

En Carabobo se rompió el maleficio de la sumisión y los hombres y mujeres de estas tierras empezaron a sentir lo que era la real libertad.

LEE TAMBIÉN: NAVIDAD 2019 HA SIDO LA MEJOR DEL MANDATO DEL PRESIDENTE MADURO

¡Cómo no amar y conmemorar por siempre a Carabobo y sus vencedores!

En Carabobo converge la doctrina que Bolívar había creado, pues El Libertador Simón Bolívar no era calco ni copia de ningún pensador de la época, era un creador de doctrina, un conocedor del terreno, del drama social de la esclavitud, la sumisión en la  economía, la política, y conocía los sucesos que se sobrevinieron en España e Inglaterra.

En Carabobo supo Bolívar hacer converger los anhelos de un pueblo dominado, un Ejército moralizado y un enemigo en decadencia en todos los ámbitos de la vida, para que en solo una hora despachara las acciones militares que definieron el rumbo de toda la América. 

A partir de Carabobo se dio inicio a la liberación del resto del continente, a excepción de Haití.

Batalla de Carabobo

Carabobo es el faro que guía las batallas por venir y  para sostener los ideales de independencia y soberanía en toda la América.

Cuando llegamos a Carabobo, a decir de Uslar Pietri: «Bolívar iba adelante y obligaba, hoy esa obligación no ha hecho sino crecer».

De igual forma nuestro general Pérez Arcay dice: «Carabobo es un punto itinerario».

Si nos proyectamos al futuro, desde esta historia de 500 años, la turbulencia de los pretendidos nuevos conquistadores, en su alocada manía por volvernos a la esclavitud, es Carabobo el punto de arranque para no volvernos a dejar subyugar por ninguna potencia extranjera y seguir llamando a la Unidad Nacional.

Batalla de Carabobo

Nuestra libertad no nos la regalaron, nos la ganamos a sangre y fuego, e ingenio, nada estaba escrito a nuestro favor y nunca abusamos de los vencidos, pues el tratado firmado por Bolívar y Morillo dio rostro humano a la justa guerra que nos tocó librar. Es decir, somos precursores de los derechos humanos aún en situación de guerra.

Alistemos las ideas y las acciones para que, entre todos, celebremos y sigamos proyectando a Carabobo para la más sublime empresa que jamás nadie pueda emprender: SOSTENER LA LIBERTAD Y LA INDEPENDENCIA.

Todas y todos a participar y dar ideas de como debemos celebrar esta victoria y que le vamos a legar a las generaciones de los próximos 200 años de Carabobo.

José Ávila/Ciudad VLC

Deja un comentario