Alimca

Se veía venir: Alimca, con su Presidente José Avila al frente, estableció un mecanismo de compra directa con la agroindustria carabobeña y del centro del país para armar y vender las bolsas CLAP. No las cajas que ya vienen selladas del exterior, sino las que se arman acá con productos regulados y a precios justos.

¿Y qué pasó? Pues que las empresas fabricantes y distribuidoras de alimentos ya no le quieren vender a Alimca. Y tienen “sus capitalistas razones”: Para ellos el negocio es desviar los alimentos al mercado especulativo donde los venden a precio de bachaqueo y obtienen astronómicas ganancias. No importa que el Estado les dé subsidios o les entregue dólares preferenciales para que vendan barato: ¡No, señor! Los mueve la usura, la ganancia fácil, el desprecio por el pueblo al que quieren matar de hambre. Y hoy se quitaron la careta y bajo múltiples pretextos se niegan a despacharle a Alimentos Carabobo.

¿Y qué debemos hacer? Primero que nada, denunciar esta situación para que el pueblo sepa quién es quién, con nombre y apellido. Y de ser necesario, acompañar al camarada José Ávila en su justa lucha. Él no está solo; aquí está un pueblo dispuesto a ir incluso a plantarse ante esas empresas especuladoras y hambreadoras. La lucha es de todos y llegó la hora del pueblo. ¡O luchamos o nos matan de hambre!

 

No dejes de leer: ¡Alerta! Agroindustria no quiere vender alimentos al pueblo

 

 

José Gregorio Blanco/ @JoseGBlancoC

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here