Los líderes de la Unión Europea (UE) acordaron la madrugada de este 29 de junio establecer centros “controlados” para separar a los refugiados de inmigrantes irregulares, que luego serían devueltos a sus países de origen.

 

Italia mantuvo la presión sobre sus socios de la Unión Europea

Luego de 14 horas de cumbre, presionada por la amenaza de veto de Italia, los veintiocho alcanzaron un pacto en la materia. Sin embargo, la creación de los centros será de forma voluntaria de los Estados miembros, y hasta los momentos ninguno aceptó.

 

 

La Unión Europea
La UE atenderá a quienes sean salvados del mar, pero los inmigrantes irregulares serán expulsados de la Unión.

 

 

“En el territorio de la UE, quienes son salvados (del mar), de acuerdo con el derecho internacional, deben ser atendidos, sobre la base de un esfuerzo conjunto, mediante su traspaso a centros controlados establecidos en Estados miembros, solo de forma voluntaria, donde un procesamiento rápido y seguro permitiría, con total apoyo de la UE, distinguir entre irregulares y refugiados”, dicen las conclusiones.

 

 

España mantendrá sus propios instrumentos

Ya el presidente de Gobierno de España, Pedro Sánchez, anticipó su postura: “Los centros pueden ser una opción para algunos países. La nuestra es seguir con nuestros instrumentos”, dijo citado por el diario EL PAÍS.

La UE pide colaboracion de ACNUR y de la OIM

La UE abogó por estrechar la cooperación con los terceros países incluidos, así como con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones.

 

 

La Unión Europea
Italia mantendrá políticas antimigratorias a pesar de las presiones del resto de los miembros de la Unión Europea.

 

 

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, mantuvo su política firme y no descartó la posibilidad de boicotear la cumbre si no escuchan sus propuestas. «La UE debe transformar las declaraciones de solidaridad en hechos concretos; de lo contrario, el veto es una posibilidad».

 

Se establecieron nuevas reglas

Presionados por las preocupaciones de Italia, eventualmente los 28 líderes acordaron reformar el sistema de asilo por consenso e incluir una cláusula sobre el alojamiento de inmigrantes en los países de la UE de forma voluntaria, según el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki.

 

 

La Unión Europea
La Cumbre de la Unión Europea, según analistas, solo sirvió para que sus miembros «se lavaran la cara».

 

 

Parte del acuerdo da a Italia y Grecia opciones para establecer centros de inmigrantes en su territorio si así lo desean, según reveló el canciller de Austria, Sebastian Kurz, citado por Reuters.

 

Las conversaciones también incluyeron un acuerdo para aumentar la seguridad fronteriza y acelerar el proceso de manejo del derecho a asilo del solicitante y de extradición de quienes no reúnen los requisitos para poder solicitarlo.

 

Según los informes, también los Estados miembros de la UE acordaron la adopción de una demanda clave de Italia para revisar las reglas de distribución de inmigrantes cuando el país del puerto de entrada ya no puede acoger más inmigrantes.

 

Al respecto, el experto en geopolítica Fernando Moragón opinó que «este acuerdo es un engaño», ya que lo que verdaderamente acordaron los líderes europeos «es no acordar nada» en un intento de «salvar la cara», mientras que «cada uno seguirá haciendo lo que quiere».

 

 

LEA TAMBIÉN: MALTA AUTORIZÓ EL ATRACO DEL BUQUE LIFELINE.

 

 

Ciudad VLC/Tomado de TeleSUR

1 Comentario

Deja un comentario