cuento con títeres

¿Cómo pasar la cuarentena con niñas y niños en casa? Cuéntales un cuento con títeres a tus chamos. Aquí te decimos cómo hacerlo para hacer más llevadera esta experiencia de la que saldremos fortalecidos.

Un aporte de la Misión Cultura basado en una publicación de Edukame.com, es enseñarte lo fácil que puede ser elaborar un títere con materiales que de seguro ya tienes en el hogar.

Más adelante, conseguirás el paso a paso para confeccionarlo, facilito y rápido.

Ahora bien, luego de realizado, tendrás que presentar a tus niños un cuento con títeres, por lo que te dejamos una pequeña historia con moraleja que te puede ser muy útil en caso de que no tengas alguna historia en mente.

También puedes adaptar los relatos que han escrito sobre el coronavirus o mejor aún, crea tu propio cuento sobre lo que esta pasando en el mundo sobre la pandemia

Recuerda que la prevención es la clave contra el coronavirus.

Materiales:

  • Una media vieja o tantas que quieras hacer
  • Un trozo de fieltro u otra tela similar.
  • Silicona o algo similar que pegue telas.2 botones.
  • Hilo y aguja
  • Tijeras
  • Cartón que puedes reciclar de cualquier producto de alimentos

Instrucciones 

Corta un trozo de cartón en forma de ovalo y cúbrelo con fieltro preferiblemente rojo o tela parecida. Esto sirve para hacer una especie de boca.

Usa pega para fijar. Sobre esto puedes poner un botón grande u otro trozo de fieltro que sea oscuro o de color contrastante para que se vea como la lengua.

Si la media es muy larga corta por el área donde está el talón para que no te quede un títere que te cubra la mitad del brazo. Este paso es opcional.

En el área donde solían ir los dedos de los pies en la media, vamos a cortar para abrir la media y hacer dos líneas rectas en cada lado para poder poner el cartón con fieltro rojo y así formar la boca.

Abre la media en donde acabas de cortar y pega el cartón con fieltro con el pegamento. Si quieres y sabes puedes coser, pero es más fácil con la pistola de silicón.

Ya para terminar, pega o cose un par de botones para los ojos y también orejas si quieres o cualquier otro detalle que le quieras dar a tu personaje.

 

 

Cuento con títeres: La libertad del lobo

Para recrear un show a tus niños, aquí te dejamos un cuento breve de dos personajes (tendrás que hacer dos títeres) de la autoría del artista José Luis García, recomendado a partir de los 7 años.

(Nos encontramos en un claro del bosque. Es de noche y en lo alto del cielo brilla la Luna llena).
(Entra el Lobo, es grande, pero flaco y decaído).
LOBO: Perra suerte la mía. Hace días que no pruebo bocado.
(Entra el Perro, es mucho más pequeño el que Lobo, pero se le ve bien alimentado; lleva un grueso collar de cuero al cuello).
PERRO: -¿Perra suerte has dicho? Si te quejas, deberías decir “loba suerte”, ya que a mí me van bien las cosas.
LOBO: -¿Y eso cómo es posible, señor Perro? Se supone que yo soy más fuerte, y sin embargo tú estás mejor alimentado que yo.
PERRO: Es mi amo quien me cuida y alimenta. A cambio, yo vigilo su casa.
LOBO: No parece un mal trato.
PERRO: Vente conmigo. La casa de mi amo es grande y hay mucho que vigilar. Mi buen amo estará contento de que seamos dos quienes vigilan.
LOBO: -¿Hablas en serio? Estoy más que harto de pasar hambre.
PERRO: Los perros somos gente seria. Vente conmigo.
(El Lobo se acerca al Perro).
LOBO: No sabes la alegría que me das.
(Observa el collar del Perro).
Por curiosidad, -¿qué es eso que llevas al cuello?
PERRO: -¡Ah!, un simple detalle sin importancia. Es el collar al que mi amo ata la cadena que me sujeta durante el día.
LOBO: -¡Vaya!
PERRO: Pero no pasa nada. Por la noche me deja libre y puedo ir de aquí para allá.
LOBO: -¿Atado durante todo el día?
PERRO: Así vigilo mejor y no me despisto de mis obligaciones.
LOBO: Lo siento, señor Perro. Yo no renuncio a mi libertad. Prefiero pasar hambre de vez en cuando que dejar de ser libre.
(Se escucha el canto de un gallo).
PERRO: Me voy pues, señor Lobo. Oigo el cantar del señor Gallo, que me avisa de que mi amo me espera con la cadena y con mi plato de comida.
(Sale el Perro. Vuelve a cantar el gallo).
LOBO: Por mi abuelo Pancracio. -¡Una cadena a cambio de comida! Sólo pensarlo me quita el hambre.
(Sale el Lobo).
FIN

LEE Y COMPARTE Juegos divertidos y económicos para disfrutar en casa

 

Ciudad VLC/@MisionCulturaVe

1 Comentario

Deja un comentario