LETRAS Y NOTAS: Tres expresiones del lenguaje musical

4
157
LETRAS Y NOTAS: Tres expresiones del lenguaje musical

RAMÓN TORO

 

Por mucho tiempo han sido temas de investigación, discusión y debate la relación y divisiones existentes entre los tres idiomas universales, por llamarlo de una manera, utilizados para crear y manifestar la música hasta nuestros días: el folclórico, el popular y el culto.

 

A algunos músicos, compositores y directores les resulta algo incómoda esa clasificación de música culta y música popular, porque eso les sugiere que, entonces, lo popular no es culto, de allí el hecho de que se presente una que otra diatriba.

 

Lo cierto es que estas expresiones musicales casi nunca se manifiestan en estado de pureza, debido a un natural e inevitable proceso de mezclas, ya que se influencian unos a otros; y es que ese espíritu de experimentación de los artistas los lleva a probar suerte realizando complejísimos procesos de interacciones y uniendo ritmos aparentemente antagónicos.

 

Ya resulta algo común ese fenómeno de tomar un tema enmarcado en la música culta, también llamada clásica, y llevarla a la expresión popular, tal es el caso de la Quinta Sinfonía de Beethoven, versionada en expresiones libres y populares.

 

El director norteamericano del mundo clásico George Gershwin (1898-1937) llevó hace algunas décadas el Son “Échale Salsita”, del compositor cubano Ignacio Piñeiro, a la expresión culta en su “Órbita cubana”, para orquesta sinfónica, con una aceptación sorprendente, demostrando, como ya lo han hecho muchos otros, que las fronteras entre lo folclórico, lo popular y lo culto, pueden ser muy cortas o sutiles dependiendo del trabajo del artista.

 

LETRAS Y NOTAS: Tres expresiones del lenguaje musical

 

Otros ejemplos de fusiones

Aparte de los casos ya citados de mezclas o fusiones rítmicas de géneros o estilos, existen muchísimos otros, y más aún hoy con las facilidades que nos proporciona la tecnología para pruebas inmediatas.

 

Hoy le sigue dando la vuelta al mundo otro caso, se trata de dos temas del cubano Dámaso Pérez Prado, los mambos números 5 y 8, llevados al formato clásico por el joven maestro y director venezolano Gustavo Dudamel, quien comanda el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, proyecto creado por el maestro José Antonio Abreu, el cual sigue asombrando a quienes lo atestiguan en todo el mundo.

 

Estas adaptaciones de los populares mambos, llevados a los escenarios cultos del mundo, ha roto los esquemas formales de los conciertos, tanto para los músicos ejecutantes, como para el público que asiste, cortando esa rigidez del observador y llevándolos a los aplausos siguiendo el compás, sin tener que esperar el fin de la obra para la ovación.

 

Por otro lado, está el grupo vocal francés de música barroca de Johann Sebastian  Bach, The Swingler Singer, interpretando cantos y sumándole la percusión jazzística, lo cual le da un aire bastante interesante y novedoso en temas como, Fugue in g menory The Little Fugue.

 

El famoso Concierto de Aranjuez, para guitarra y orquesta, del compositor español Joaquín Rodrigo, también ha sido una pieza muy versionada y adaptada a diversos estilos y variantes musicales.

 

LEA TAMBIÉN: LETRAS Y NOTAS: ARTISTAS Y TEMAS RECHAZADOS ANTES DE SU FAMA

 

El pianista Ricardo Ray, virtuoso representante de la Salsa de Nueva York y Puerto Rico, en un tema de su autoría llamado “Sonido Bestial”, realiza, tal vez, el mejor solo de su carrera clásica, por algo le dicen algunos de sus colegas “el Piano de la Cultura”.

 

LETRAS Y NOTAS: Tres expresiones del lenguaje musical

 

Realidad inevitable

Todo este complejo y fascinante proceso de mezclas e interacciones, el cual cada vez se desarrolla más, va conduciendo a una paulatina eliminación de las barreras y prejuicios que separan los diversos idiomas o expresiones del lenguaje musical, esto sin olvidar algo muy cierto, y en lo que muchos especialistas hacen énfasis, y con toda razón, el hecho de que la música es una (el tronco),que puede ser, de acuerdo a las apreciaciones, buena o mala en cualquiera de sus múltiples manifestaciones secundarias, es decir, sus idiomas. La buena o mala calidad se podrá encontrar en cualquiera de ellas, esa es otra realidad inevitable.

 

 

Ramón Toro/Letras y Notas/Ciudad VLC

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here