capitalismo
En el Capitalismo la condición común es la pobreza de muchos, la globalización financiera extractivista su mayor arma contra los Estados Nacionales, sobre todo el venezolano, constitucionalmente subversivo, fundamentado en principios y valores de igualdad, justicia, soberanía, autodeterminación, independencia, solidaridad, respeto a los derechos humanos y ética.
Nuestros principales enemigos: corporaciones, organismos multilaterales (FMI, BM, OMC) y la mano suave de la ONU, quienes plantean acabar la soberanía y estandarizar normas, sistemas económicos e ideológicos según la visión capitalista concentradora, fraudulenta y criminal.
La propuesta del FMI de disminuir las pensiones y ligar las jubilaciones a la esperanza de vida, consecuente con su política de liberalización: flexibilidad laboral, congelar salarios, recortes presupuestarios, aumento de impuestos, eliminar subsidios, minimizar al Estado, privatizaciones de empresas estratégicas y servicios, criminalización judicial de las luchas obreras y campesinas, no es sino una manifestación del metabolismo depredador del capital, cuyo único fin es anteponer la  ganancia a la subsistencia y dignidad humana.
Debemos seguir con Chávez, quien institucionalizó otra geopolítica que garantiza nuestra defensa frente a estos enemigos de la humanidad y la protección de los derechos humanos, concretando uniones entre pueblos y gobiernos aliados, contra el orden oprobioso que solo sirve a delincuentes para legitimar saqueos en favor del nuevo orden mundial.
El capitalismo no es una economía sino un régimen de poder despótico (Ocalan),  que destruye la riqueza de los pueblos, el intercambio comercial y la vida económica, reclama un derecho de apropiación no basado en la producción, sino en violencia y saqueo: Debemos construir un sistema internacional donde se respete el derecho a la concordia y justicia entre los pueblos, capaz de desestructurar el poder financiero oponiéndole gobiernos alternativos: Están en juego la humanidad y la vida sobre el planeta.
MARIA ALEJANDRA DIAZ
 
Constituyente
@alecucomarín

3 Comentarios

  1. Capital o Humanidad?, cuando como bien dice Maria Alejandra D al cierre de su artículo: «Están en juego la humanidad y la vida sobre el planeta»? Esto nos coloca en una situación similar a la del muy nombrado personaje «Hamlet» de William Shakespeare, con su famosa frase «Ser o no ser, ésa es la cuestión». Y es que precisamente «Esa era la Cuestión!!» … Sin embargo la humanidad históricamente se ha pasado la vida en debatir y reflexionar sobre esa escena de Hamlet para finalmente deducir y proclamar que todo se reduce a la «Inacción del Ser». Tristemente la escena continúa repitiéndose en muchos otros contextos: Vida o muerte, Justicia o Miseria, Libertad o Tiranía, hasta que llegamos a Capital o Humanidad; a todas estas frases sin excepción les sucederá como con en Ser o no Ser, «Serán reducidas a la inacción» no conllevarán a nada. Por todo esto resulta de vital importancia internalizar que verdaderamente lo que se encuentran en juego acá es «Toda la humanidad y la vida del Planeta» LITERAL. En cuanto a quienes nos agreden difiero un poco de Maria Alejandra D, pienso que nuestros principales enemigos utilizan y se esconden tras esas corporaciones, organismos multilaterales (FMI, BM, OMC) y la mano suave de la ONU. Entendamos algo, No llegamos a este mundo a ser Capitalistas o Socialista, Rojos o verdes, Tampoco a ser un cantante, ingeniero, mecánico o doctor, ni mucho menos esclavos de uno u otro bando, no; acá vinimos es a ser Humanos!.
    El concepto de Masa crítica en Sociología se refiere a la cantidad mínima de individuos necesarios para que un fenómeno concreto tenga lugar. Entonces el fenómeno adquiere una dinámica propia por la cual se sostiene y crece a la vez. La teoría de la masa crítica está basada tambien en los experimentos del «centésimo mono», realizados en la isla de Koshima en 1952. En Venezuela seremos unos 32 millones de personas y si aplicáramos el concepto de Masa Crítica (raíz cuadrada del 1 % de nuestra población); obtendríamos 565 individuos. Es decir, sólo necesitaríamos 565 personas o venezolanos dedicados a ayudar a elevar la conciencia de nuestro país, entregando soluciones de Salud, entregando soluciones para mejorar la vida de las personas en relaciones amorosas, en situacion financiera, alimentación; sólo por medio de elevar la conciencia, este debería ser nuestro propósito. Pero sin embargo continuamos apostando a la «Inacción» manteniéndonos sumisos y dejándonos utilizar por los interesados líderes de Uno y Otro Bando… Ser o no Ser, «he ahí la cuestión» JELL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here