México

Sucedió lo posible: 118 años después del inicio de la Revolución Mexicana, el pueblo de Cuauhtémoc, Hidalgo, Juárez, Villa, Zapata y Cárdenas, intenta una Cuarta Transformación histórica; (después de la Independencia, la Reforma y la Revolución); esta vez pacífica y de la mano de un patriota, demócrata y reformador social que proclama la Razón y el Derecho como sus instrumentos de acción: ANDRÉS MANUEL LOPEZ OBRADOR, también conocido por las siglas de su nombre: AMLO.

Sin duda es un justo premio personal a su coherencia y su constancia política pero, especialmente, a un contexto nacional de agotamiento terminal del viejo sistema corporativo construido por el Partido Revolucionario Institucional, PRI, y apoyado por el Partido Accion Nacional, PAN, con el apoyo y beneficio de la burguesía mexicana, dirigido a impedir los cambios progresistas en México y facilitar la explotación de sus recursos materiales y humanos por parte de las corporaciones de los EEUU y el resto del centro capitalista mundial.

Siempre hubo descontentos y resistencias, pero la maquinaria de la “Dictadura Perfecta” del PRI, por halago o represión sangrienta, se encargaba de reducirlas o aniquilarla.

 

No dejes de leer: ¡Nunca hemos tenido miedo! Por José Ávila

 

Así destruyeron la generación de jóvenes en la Masacre de Tlatelolco el 02/10/68, los radicales de la Liga 23 de Septiembre, a la guerrilla de Lucio Cabaña y Genaro Vásquez, los del sobreviviente Frente Zapatista de Liberación Nacional y los grandes movimientos sociales de los mineros, electricistas, ferrocarrileros, maestros, estudiantes de la UNAM (yo estuve allí), de Atenco y Ayotzinapa que, aunque no alcanzaron la victoria fueron generando y sembrando una memoria histórica que hoy se funde y personifica en un hombre honesto, pacífico y sencillo, pero que ha demostrado estar decidido a correr todos los riesgos y tiempos hasta alcanzar su objetivo.

 

Hacer de México un país de todos, con Soberania, Justicia Social y Oportunidades para que “los que quieran emigrar, lo hagan por gusto y no por necesidad”, tal como lo declaró en el cierre de su campaña en el estadio Azteca de la Ciudad de México, es ese objetivo de AMLO.

Tres son sus principios de gobierno: “No robar, No mentir. No traicionar al Pueblo”; más que suficiente para establecer una clara diferenciación con las élites corrompidas, criminales y necolonizadas del México actual.

Los cambios del México de AMLO se producirán porque es la clara decisión del pueblo mexicano, porque tienen un presidente decidido a llevarlas a cabo y, especialmente, porque eso que llaman “condiciones objetivas” favorecerán los cambios y reducirán la resistencia violenta de quienes el 1 de Octubre de este año – fecha del cambio de gobierno – se les acabará su “Dictadura Perfecta” en contra del insurgente pueblo mexicano.

 

Yoel Pérez Marcano

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here