Ante posible negligencia, la fiscal general de Guatemala, María Consuelo Porras, ordenó una investigación de oficio tras la respuesta tardía de las autoridades al conocerse la magnitud de la erupción del Volcán de Fuego que ha causado hasta ahora la muerte de 100 personas.

 

Porras “instruyó que se inicie de oficio la investigación del caso y establecer si se activaron los protocolos necesarios que permitierán tomar las decisiones prudentes y oportunas”, dice un comunicado publicado en el sitio web del Ministerio Público del país centroamericano, recoge Sputnik.

 

 

El Ministerio Público está apoyando además la identificación de los cadáveres que han sido trasladados a las morgues móviles instaladas en Sacatepéquez y Escuintla, en el sur del país.

El opositor partido Unidad Nacional de la Esperanza citó esta semana al parlamento a las autoridades de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología para evaluar cómo se activaron los protocolos de seguridad previstos por esos organismos estatales ante situaciones de emergencia.

Este 7 de junio, la Conred suspendió las tareas de rescate “debido a las condiciones climáticas y las derivadas del material aún caliente depositado en el área de afectación”.

Además de los muertos, hay entre 200 y 300 personas desaparecidas, según diferentes fuentes, más de 12.000 evacuados y 1,7 millones de afectados.

 

América Estupiñán/con información de Sputnik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here