La Asamblea General de la ONU demandó al Reino Unido que se retire en un plazo de seis meses del archipiélago de Chagos, situado en el océano Índico y perteneciente a las Islas Mauricio, que actualmente es sede de una base militar alquilada por Estados Unidos.

 

Aunque el texto no es vinculante tiene un alto valor político y reclama a Londres «retirar su administración colonial» del archipiélago en un plazo de seis meses, en línea con un fallo de la Corte Internacional de Justicia.

 

La decisión fue adoptada en la Asamblea General con 116 votos a favor y apenas seis en contra, con Estados Unidos y Gran Bretaña a la cabeza de ese grupo. Otros 56 países se abstuvieron en el cuerpo de 193 miembros.

 

El archipiélago de las Islas Mauricio en el Océano Índico ha estado en el centro de controversias durante décadas por la decisión de Reino Unido de separarlo de Mauricio en 1965 e instalar una base conjunta con Estados Unidos en Diego García, la mayor de las islas.

 

En el podio de las Naciones Unidas, el Reino Unido argumentó que la disputa era un asunto bilateral y su embajadora en la organización, Karen Pierce, defendió el «papel vital» de la base militar en Diego García «en mantener la seguridad de los aliados y amigos de la región, incluyendo Mauricio».

 

QUIZÁS TE INTERESE:

El sargazo, fenómeno que amenaza gravemente a las playas del Mar Caribe

 

Un punto estratégico

Estados Unidos, que ha usado la base para enviar bombarderos a Afganistán e Irak o como centro de interrogaciones de la CIA después de los ataques de 2001, renovó en 2016 el acuerdo de arrendamiento con Reino Unido hasta 2036.

 

La resolución de la Asamblea General de la ONU respalda una opinión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que el pasado febrero determinó que el proceso de descolonización de Chagos no se completó de acuerdo al derecho internacional y que, por tanto, el archipiélago forma parte integrante de Mauricio.

 

El Reino Unido consideró que la resolución de la Asamblea General puede crear un peligroso precedente, pues la de Chagos es a su juicio una disputa «bilateral» en la que no debería entrar la CIJ sin el acuerdo de las dos partes.

 

NO DEJES DE LEER: MISIONERA ESPAÑOLA DE 77 AÑOS FUE DECAPITADA EN LA REPÚBLICA CENTROAFRICANA

 

Ciudad VLC/Página12

4 Comentarios

Deja un comentario