Un equipo de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de Colombia condenó los recientes hechos de violencia en contra de los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP)y de sus familiares.

El más reciente es el caso del asesinato del Dimar Torres Arévalo, exmiembro de las FARC-EP quien había abandonado las armas fue encontrado muerto en un campamento de la Armada al norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

 

Está en peligro acuerdo de paz en Colombia

«Este atentado es un desafío para el proceso de paz ya que no cumple con el acuerdo final que exige el respeto a la vida de todos los excombatientes que deponen las armas«, dice el comunicado por el cual los expertos de la ONU condenaron los actos violentos.

 

«Instamos a las autoridades colombianas a que investiguen esta supuesta ejecución extrajudicial y otros asesinatos similares de conformidad con las normas internacionales que exigen independencia e imparcialidad«, indicaron los expertos.

«Es importante para la protección de estas personas y de sus familias que estos autores sean llevados ante la Justicia«, reitera el comunicado de los expertos.

Finalmente el comunicado indica que «el aparente desprecio de estas garantías a nivel estatal es perjudicial para la paz, el desarrollo y la estabilidad. El Gobierno debe tomar medidas inmediatas para implementar los acuerdos de paz».

Torres Arévalo, formaba parte del programa de reinserción como lo indica el Acuerdo de Paz firmado en 2016.

LEA TAMBIÉN: A DOS AÑOS DE LA FIRMA DEL ACUERDO, LA PAZ ESTÁ EN PELIGRO EN LA NACIÓN NEOGRANADINA.

En 2016 se firmó el Acuerdo de Paz en La Habana, entre el Gobierno colombiano y los miembros del ahora extinto FARC-EP para restituir la paz en Colombia y terminar con el conflicto armado.

 

Ciudad VLC/Telesur

3 Comentarios

Deja un comentario