¿De dónde viene la palabra caña? Entre las acepciones que contempla el Diccionario de la Lengua Española*, encontramos estas dos: “vaso, generalmente de forma cilíndrica o ligeramente cónica, alto y estrecho, que se usa para beber vino o cerveza” y también “líquido contenido” en dicho recipiente.

 

 

Orígenes del término caña

Pero, ¿por qué recibe ese curioso nombre? Existen diversas versiones sobre su origen, pero una de las más extendidas es que se la llama así por la cerveza a presión; en concreto, por el conducto (o cañería) que une el barril con el grifo y por el que circula la bebida cuando el camarero va a servírnosla.

 

También hay quien relaciona este nombre con la expresión “dar caña”, vinculada al vendedor ambulante, propio del siglo XIX y de la zona de Andalucía, que llevaba un depósito de bebida a la espalda (normalmente vino) y que disponía de una caña ancha que le servía de unidad de medida.

 

Te puede interesar: ¡Apúntalos! Acá los beneficios de consumir malojillo

 

Pero cuidado con el uso del término porque una caña no es lo mismo en todas partes. En la mayoría de los sitios se entiende que es un vaso de cerveza de unos 20 centilitros, pero hay quien lo relaciona con un volumen mayor. De hecho, existen lugares donde si la pides por ese nombre, probablemente te pondrán lo que en otros sitios se conoce como un trago doble.

 

 

¿Y qué tipos de alimento combinan bien con la cerveza?

Dependiendo de cómo sea esta bebida, porque existen varios tipos, no como la dictadura que algunas empresas transaccionales les ha convenido imponer (dulce, amarga, con más o menos cuerpo, frutal, etc), podemos maridarla, entre otros productos, con quesos, pescados y mariscos, alimentos picantes y especiados, sabores orientales, carnes y, por sorprendente que parezca, hasta chocolate.

 

Así, si por ejemplo necesitas elegir una cerveza para un plato de carne, la asociación Cerveceros de España recomienda, en una de sus guías, “adecuar el maridaje a los condimentos o las salsas para acertar en la combinación. Cuanto más fuerte sea el sazonamiento, más oscura y de mayor cuerpo debe ser la cerveza escogida”.

 

A la hora de maridar, ten en cuenta que los contrastes funcionan y que debes buscar el equilibrio entre los aromas y sabores de la comida y la bebida (ninguna debe imponerse a la otra).

 

*Diccionario de la Lengua Española

 

José Becerra/Ciudad VLC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here