Pandemia o epidemia: lo has escuchado pero, ¿sabes la diferencia?

1
175
Pandemia o epidemia

¿Qué es una pandemia? Una pandemia es un brote de proporciones globales. Sucede cuando una bacteria o virus nuevo se vuelve capaz de propagarse rápidamente a gran escala. Causa una enfermedad grave y se traslada fácilmente de una persona a otra, por lo que se propaga a través de una amplia área geográfica y afecta a muchas personas.

La palabra pandemia proviene del griego pandemos que significa “perteneciente a todas las personas” (pan = todos; demos = personas).

¿Qué es una epidemia? Una epidemia es específica de una ciudad, región o país, a diferencia de la pandemia que se extiende más allá de las fronteras nacionales, posiblemente en todo el mundo.

Una epidemia ocurre cuando la cantidad de personas que experimentan una infección es mayor que la cantidad que se espera dentro de un país o parte de un país. Si una infección se generaliza en varios países al mismo tiempo, puede convertirse en una pandemia.

¿Qué causa una pandemia?

La causa más habitual de una pandemia es una nueva cepa o subtipo de virus que se vuelve fácilmente transmisible entre los humanos, o por bacterias que se vuelven resistentes al tratamiento con antibióticos. A veces, las pandemias son provocadas simplemente por una nueva capacidad de la enfermedad para diseminarse rápidamente, como ocurrió con la Peste Negra.

Te puede interesar:  ¡Increible! Empresas crean alimentos sin nutrientes para ganar dinero

Los humanos podemos tener poca o ninguna inmunidad contra un nuevo virus. Un virus nuevo no tiene por qué poder propagarse de persona a persona, pero si cambia o muta puede comenzar transmitirse fácilmente. En ese caso, puede producirse una pandemia.

En el caso de la gripe, los brotes estacionales (o epidemias) generalmente son causados por subtipos de un virus que ya circula entre nosotros.

Las pandemias, por otro lado, generalmente son ocasionadas por nuevos subtipos. Estos subtipos no han circulado entre las personas antes.

 

Más diferencias

Una pandemia afecta a más personas y puede ser más mortal que una epidemia. También puede conducir a más trastornos sociales, pérdidas económicas y dificultades en general.

Después de que la pandemia emerge y se propaga, los humanos desarrollan cierta inmunidad. Entonces, el subtipo de virus puede circular entre los humanos durante varios años, lo que conduce a epidemias ocasionales (de gripe, por ejemplo).

Diversos organismos de todo el mundo, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) vigilan el comportamiento y los movimientos de los virus.

Pandemias y epidemias históricas

-Plaga de Justiniano (541 d.C.)
-Muerte Negra (1346-1350)
-Cólera (1899-1923)
-Gripe española (H1N1, 1918-1920)
-Gripe asiática (H2N2, 1957-1958)
-Gripe de Hong Kong (1968-1969)
-Gripe aviar (H1N1 2009)

La pandemia de gripe española, de 1918 a 1920, se cobró 100 millones de vidas. Es considerada la peor pandemia de la historia.

Algunos virus están presentes en los animales, pero rara vez se propagan a los humanos. Pero, en ocasiones, puede ocurrir un evento que lo haga posible. De ahí que las autoridades sanitarias estén vigilantes y preocupadas cuando surge un caso de un virus animal que pasa a los humanos, ya que esto puede ser una indicación de que el virus está cambiando.

Una de las mayores inquietudes actuales es la resistencia a los antibióticos; las cepas resistentes de tuberculosis se encuentran entre las más preocupantes
La ‘enfermedad X’ podría ser la próxima epidemia global mortal

En los últimos años, ha habido un incremento de preocupación sobre los virus que se han relacionado con los camellos (que causan el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio o MERS) y los monos (ébola).

Si al día de hoy surgiera una pandemia, podrían surgir muchos problemas, porque actualmente tenemos mucha más movilidad internacional y más probabilidades de vivir en ciudades que en el pasado, factores que aumentan el riesgo de propagación de virus; una comunicación más rápida aumenta el riesgo de pánico y la posibilidad de que personas que puedan estar infectadas viajen en un intento de escapar de la enfermedad, llevándose el virus con ellas; la vacuna podría tardar meses o años en estar disponible, porque los virus pandémicos son agentes novedosos; las instalaciones médicas estarían abrumadas y podría haber escasez de personal para proporcionar servicios comunitarios vitales, tanto por la demanda como por la enfermedad.

A pesar de los grandes avances médicos de los últimos años, es poco probable que pudiéramos obtener una protección total contra una posible pandemia, debido a la naturaleza novedosa de las enfermedades involucradas.

 

José Becerra/Ciudad Valencia/Información Muy Interesante

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here