La picazón en las mamas no son síntomas para alarmarse, ya que suelen provocarlos factores benignos, como alergias o deshidratación. No obstante, si persistiera la picazón o dolor debes consulta al mastólogo.

La picazón en las mamas o incluso dolor pueden tener varias causas, y aunque siempre deberías visitar primero al mastólogo para descartar cualquier problema grave, en esta publicación se señalan algunas posibles causas de estas molestias, como pueden ser cuestiones hormonales, de desarrollo o de alergia.

 

Dolor muscular

En algunos casos, las mujeres pueden presentar dolores en las mamas que en realidad se originan en la musculatura. Por ejemplo, debido a ejercicios musculares de la zona pectoral o al uso de sostenes muy ajustados.

En las jóvenes puede ser debido a que todavía están en una etapa de desarrollo y al crecer las mamas pueden ocasionar algunas molestias.

Será el médico quien descarte cualquier otro problema de salud.

 

picazón en las mamas
Uso de sostenes muy ajustados tiene sus consecuencias.

Alergia

La picazón puede ser causada por una reacción alérgica a determinados detergentes con lo que se lava la ropa, desodorantes o productos que estén en contacto directamente con la piel.

Para ello debemos fijarnos bien en qué productos hemos usado y buscar otros que sean más suaves y naturales. También usar desodorantes sin alcohol.

Si todavía sientes picazón puedes usar un gel de aloe vera para calmarlo.

 

Piel seca

Nuestra piel será más vulnerable a problemas si la tenemos excesivamente seca. Por ello se recomienda hidratarla, especialmente en la zona de los pezones, con algún tipo de aceite vegetal o crema hidratante, que sea un producto natural para que no ocasione alergia.

 

Antes de la menstruación

Si sientes siempre picazón o dolor justo antes o durante la menstruación esto se debe sin duda a cuestiones hormonales. En ese caso debes acudir a tu ginecólogo para que haga un diagnóstico según todos los síntomas que presentes.

 

Durante el embarazo

Uno de los síntomas del embarazo puede ser picazón y dolor en las mamas, por lo que deberías descartar también esta posibilidad ya que es uno de los posibles primeros síntomas. Esto se debe al aumento de riego sanguíneo en la zona, sobre todo en los pezones, y a medida que el cuerpo se acostumbra a esta sensación la molestia suele disminuir.

 

Mastitis

Si la picazón y el dolor se presentan durante el periodo de lactancia es posible que sea una mastitis, es decir, una inflamación del tejido mamario provocada por una infección, que también suele ir acompañada de fiebre y cansancio.

Por lo general, el tratamiento de la mastitis consiste antibióticos, analgésicos y ajustes en la técnica de lactancia materna, todo bajo prescripción médica. Además del tratamiento médico, se recomienda descansar, continuar amamantando y beber más líquido para ayudar al cuerpo a combatir la infección mamaria.

 

Chequeo preventivo

Aun cuando el dolor y la picazón de mamas no deben ser motivo de alarma, en caso de no presentar una causa aparente, se recomienda hacerse eco mamario, si es menor de 35 años o mamografía de ser mayor y acudir al médico mastólogo para descartar lesiones malignas.

 

Ciudad VLC/Prensa Funcamama

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here