El jefe de los Carabineros en la Zona Metropolitana Este de Santiago de Chile, Enrique Bassaletti, justificó este viernes el uso de armas letales contra los manifestantes que protestan contra las medidas neoliberales de Sebastián Piñera desde el pasado 18 de octubre.

A juicio de Bassaletti, la nación suramericana requiere ser tratada con “quimioterapia”. Afirmó que la situación por la que atraviesa el país es comparable con una «enferma de gravedad» como el cáncer.

«Nuestra sociedad podríamos decir que en este tiempo, en estos últimos 30 y pocos días, está enferma de una enfermedad grave. Supongamos que sea un cáncer, ojalá que no lo sea y que tenga solución, la va a tener”, expresó al tiempo que subrayó que en la búsqueda de una solución el uso de esas herramientas mata células buenas y malas.

Los manifestantes reiteraron que continuarán en las calles pese a las represiones.

“Cuando el tratamiento del cáncer se hace con quimioterapia, en algunos casos, y otros con radioterapia; cuando se busca solucionar ese problema, en el ejercicio del uso de esas herramientas médicas, se matan células buenas y células malas. Es el riesgo que se somete cuando se usan herramientas como las armas de fuego, es complejo», enfatizó el jefe de la Policía Nacional chilena, citado por Actualidad RT.

Desde el inicio de las manifestaciones contra el gobierno de Piñera y el sistema neoliberal que impera en la nación, regida por la constitución impuesta durante régimen de Augusto Pinochet, unas 230 personas han perdido la vista por la represión que han ejercido los elementos de seguridad.

Los Carabineros han disparado perdigones que han impactado en los ojos de varios manifestantes, particularmente jóvenes, acciones que han sido denunciadas por diversos activistas de los derechos humanos, diputados, entre otras personalidades.

Un reciente estudio realizado por la Universidad Austral de Chile — citado por medios locales  — se evidenció que en los perdigones usados por la Policía Nacional durante las manifestaciones, predomina «óxido y sulfato de plomo, sulfato de bario y sílice».

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, por su parte asentó que la policía de Chile no está “siguiendo los protocolos» contención de manifestantes.

Este miércoles los chilenos que marchan contra Piñera fueron reprimidos en la Plaza Italia, renombrada por los manifestantes como «Plaza de la Dignidad”, lugar que se han convertido en un bastión de quienes rechazan el modelo económico y social chileno, y a pensar de los “paliativos” anunciados por Piñera, los ciudadanos no han cesado en su demanda por un cambio de sistema.

Parlamentarios, abogados y actividades de los DDHH han presentando querellas ante los tribunales y juzgados contra el mandatario chileno por delitos de lesa humanidad.

LEE Y COMPARTE: DESAPROBACIÓN DE PIÑERA AUMENTA A UN 85 POR CIENTO EN CHILE

Ciudad VLC/Telesutr

2 Comentarios

Deja un comentario