El Tio Ho/CiudadVLC

Ho Chi Minh (“El que lleva la luz”) artífice de la creación y reunificación del Estado vietnamita, vencedor junto al pueblo en combate contra tres imperios: Japón, Francia y los EE.UU. , se erige a los 49 años de su partida física como heraldo y faro de las luchas antiimperialistas.

El Tío Ho, como cariñosamente le llamaba su pueblo, fue un poeta, político, revolucionario, fundador del partido comunista de Indochin,a hoy Partido de los Trabajadores de Vietnam, y presidente de Vietnam (1955- 1969). Nacido en 1890, el anciano guerrero vietnamita se convirtió en una de las figuras más prominentes del siglo XX.

 

Leer también: “El pueblo es la raíz”: pensamiento estratégico de Ho Chi Minh para liberar Vietnam

 

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) proclamó la independencia de su nación, propinó la derrota más estruendosa del imperialismo norteamericano en la llamada guerra de Vietnam, sin embargo, murió el 2 de septiembre de 1969 antes del fin de la guerra, sin contemplar la penosa retirada del ejército invasor, el fracaso militar de Vietnam del Sur y la posterior reunificación de su país.

Junto a Vo Nguyen Giap formuló la doctrina militar conocida como “guerra de todo el pueblo” que consiste en la incorporación de toda la población a la defensa de la patria, muy pertinente hoy en día en un mundo plagado de provocaciones injerencistas, donde Venezuela ha sido declarada una “amenaza inusual y extraordinaria” para los intereses norteamericanos y ahora, según el ilustre fanfarrón y senador Marcos Rubio, para toda la región.

 

El Tio Ho/CiudadVLC
Nguyen Giap fue recibido con honores por el presidente Chávez

 

Nguyen Giap recalca hablando de la “guerra de resistencia prolongada”: “No se trata de que todas las guerras revolucionarias, todas las guerras populares, deban obligatoriamente pasar por el mismo proceso. Si desde el comienzo las condiciones son favorables al pueblo y la correlación de fuerzas se inclina al lado de la revolución, la guerra revolucionaria puede terminar victoriosamente en breve plazo.

Pero la guerra de liberación del pueblo vietnamita comenzaba en condiciones muy diferentes: teníamos que vérnoslas con un enemigo mucho más fuerte. Evidentemente, esa correlación de fuerzas nos impedía librar batallas decisivas desde el inicio de las hostilidades y con mayor razón paralizar la agresión desde las primeras operaciones de desembarco en nuestro suelo. En una palabra, nos era Imposible vencer rápidamente”.

Las luchas del pueblo de Vietnam continúan siendo ejemplo de resistencia patria frente a potencias extranjeras, son paradigmas necesarios en esta hora crucial para Venezuela.

 

Ismael Noé / Ciudad VLC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here