Ingredientes:

  • 1 kg alitas de pollo cortas (sin el drumette o “muslito”)
  • 2 rodajas jengibre fresco
  • 1/2 cabeza ajo
  • 3 ramas perejil
  • 10 cucharadas aceite vegetal
  • Sal

 

Preparación:

Pelar y limpiar los dientes de ajo. Juntarlos con las rodajitas de jengibre y el perejil.

 

 

 

Picar finito.

 

 

  • Pasar por el mortero trabajando el picadillo hasta obtener una especie de pasta de grano grueso.
    Poner en un recipiente no demasiado grande (solo para que quepa una alita por vez) y mezclar con 6 cucharadas de aceite.

     

     

    Ir apoyando la parte de abajo de cada alita en el bol para que se embadurne con algo de adobo.

     

     

     

     

    E ir disponiendo bien juntitas en una bandeja para horno muy ligeramente aceitada o cubierta con rocío vegetal.

     

     

     

     

    Te puede interesar: Prepara unas ricas panquecas de cambur

     

    Al terminar con todas las alitas, seguramente nuestro adobo habrá quedado más bien “seco“, como se ve en la foto.

     

     

     

     

    Agregar las 4 cucharadas restantes de aceite para volver a tener un adobo bien fluido y pincelar concienzudamente la parte de arriba de las alitas.

     

     

     

     

    Una vez adobadas, dejar reposar las alitas por media hora en la nevera.

     

     

     

    No dejes de leer: Cocina un rico pasticho de berenjena

     

     

    Asar en la parte media de horno caliente hasta dorar; el tiempo dependerá de cada horno, algo más de 30 minutos.

     

     

    alitas al horno

     

     

    En esta ocasión, constituyen una cena ligera, acompañadas por un tomate al medio por comensal, condimentado con sal, aceite de oliva y orégano.

     

     

    Para los niños, las puedes servir acompañadas de papas fritas y ensalada.
    alitas al horno

     

    Betsy Carreño/ Ciudad VLC/ Resuélvete