Date un gustico preparando unas crepes asiáticas

2
191

Aprende a preparar unas deliciosas crepes asiáticas, receta que además no resulta fácil y económica de hacer por sus ingredientes y es otra opción para cenar o desayunar cuando ya te aburres de comer arepas o pan.

 

Ingredientes: 

-500 gr de repollo blanco o morado.
-2 zanahorias medianas.
-100 gr de jamón.
-2 tallos de cebollín.
-1cda de 5 especias.
-1 huevo.
-200 gr de harina de trigo, preferiblemente todo uso.
-50 ml de agua o leche.
-1 cdta de mantequilla.
-Una pizca de sal.

 

Preparación:

Realizar la mezcla para las crepes, unificando el agua o leche, la harina, el huevo, la mantequilla derretida y la pizca de sal. Luego en un sartén antiadherente cocinarlas, recuerden que deben quedar muy delgadas.

 

El relleno de las crepes se hará de la siguiente forma:

Deben cortar el repollo en tiritras, el jamón y la zanahoria en julianas muy finas, luego en un sartén empiezan salteando el repollo, posteriormente, agregar la zanahoria y por último el jamón, recuerden agregar sal, y la cucharada de 5 especias, después de que el repollo esté cocido, y reserven.

Para el armado, colocar una pequeña porción del relleno sobre la crepe y enrollar en forma de cilindro, para pegar los bordes pueden usar mezcla de crepe cruda. Llevenla a freír hasta que dore y listo.

 

Leer también: Conozca los beneficios del bicarbonato de sodio

 

crepes

¿Qué nos aporta comer repollo?

Se le considera un antibiótico natural ya que contiene sustancias capaces de reducir gérmenes infecciosos, indica el chef Orielo en su gastro blog lovemysalad.com sobre la hortaliza que destaca por sus propiedades antirreumáticas, anticatarrales, digestivas, energéticas, cicatrizantes, cardiacas,  y anticancerígenas (actualmente en estudios sobre el cáncer de mama, según el Centro de Epidemiología Vanderbilt de Tenesse (EE.UU.)

También es buena para el buen funcionamiento mental, del tiroides, para quemar grasas, para prevenir la hipertensión, para el ácido úrico, para reducir el colesterol y está indicada para los diabéticos.

Es mejor comerla en crudo, para no perder las propiedades de sus vitaminas hidrosolubles, por ejemplo, rallada en ensalada. También podemos tomar su zumo recien exprimida. Aunque es muy popular comerla en chucrut (col agria fermentada).

Las hojas cocidas al vapor y muy calientes se usan para combatir los dolores de costado y reumáticos. Y también para aliviar las inflamaciones de hígado y riñones, colocadas en su partes correspondiente.

Sin olvidar que aporta mucha fibra y pocas calorías e hidratos de carbono. Es rica en vitaminas A, C, E y B y en minerales como el azufre (lo cual aporta potentes propiedades antioxidantes), potasio, calcio, contiene también ácido fólico y arginina, la cual nos ayuda a combatir los resfriados.

 

Ciudad VLC/Con información de lovemysalad

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here