Dos tribunales nacionales en materia de Terrorismo y Delitos Conexos dictaron la medida de privativa de libertad a los involucrados en la incursión terrorista.

Está fue frustrada el pasado domingo 3 de mayo y que tenía como fin un golpe de Estado contra Venezuela y asesinar al presidente de la República, Nicolás Maduro.

De acuerdo a una nota de prensa, los estadounidenses y exboinas verdes, Airan Berry y Luke Denman, fueron privados de libertad por los cargos de terrorismo, tráfico ilícito de armas de guerra y asociación. 

Por su parte, los ciudadanos José Socorro Fernández y Martín Álvarez García se les imputó los delitos de traición a la patria, rebelión, conspiración, tráfico ilícito de armas de guerra, financiamiento al terrorismo y asociación.

Estos cargos, menos el de financiamiento al terrorismo, también se les imputó a los ciudadanos:

  • José Alvarado, Wilmer Salinas, Anderson Ríos
  • Gustavo Hernández, Cosme Alcalá, Raúl Manzanilla
  • Antonio Sequea, Rodolfo Rodríguez, Jefferson Díaz
  • Jonder Adolfo Baduel, Víctor Pimienta Salazar, Fernando Noya
  • Ederson Rumi, Luis Paiva, Estewin Rojas, Rosmel Méndez,
  • Capitán Dimas Murillo, capitán Franklin Leal, capitán (RA) Ronnyadelso Olivares,
  • Primer teniente (RA) Richard Alemán Castellanos
  • S/1 (RA) Víctor Perozo, S/1 Junior Ojeda, Angelomoises Rosales
  • Gerardo Coticcha, Roberto Rondón, Gilberto Barillas y Carlos Conde.

Terroristas están recluidos en el Sebin

A Antonio Sequea Torres se le imputó, además, el cargo de evasión favorecida, previsto y sancionado del Código Penal.

Los ciudadanos estarán recluidos en las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), refiere la nota de prensa.

La incursión terrorista neutralizada el domingo 3 de mayo tenía el objetivo de asesinar a funcionarios del alto gobiern.

Así como la captura y extracción del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro hacia Estados Unidos.

Luke Alexander Denman y Airan Seth Berry, en sus declaraciones a la justicia venezolana, señalaron que ellos se encargaron de entrenar a los mercenarios implicados en la incursión en campamentos ubicados en Riohacha, Colombia.

Tanto Denman como Berry, pertenecen a la empresa de seguridad privada estadounidense Silvercorp USA, contratada por Guaidó, y a quien se pretendía pagar 212 millones 900 mil dólares, para secuestrar al jefe de Estado venezolano, asesinar a líderes de la revolución y cometer diversos actos de violencia en el territorio.

Dicho documento firmado por Guaidó, Jordan Goudreau, jefe de la organización, Sergio Vergara y Juan José Rendón, quien ha sido jefe de campaña del presidente colombiano Iván Duque, y anteriormente de Álvaro Uribe; permitiría usar en Venezuela todo tipo de armas convencionales, minas auto activadas, entre otras armas letales.

 

 

LEE MÁS: FANB CAPTURA LANCHAS DE LA ARMADA COLOMBIANA EN AGUAS VENEZOLANAS 

 

 

Ciudad VLC/VTV

1 Comentario

Deja un comentario