El Ejército de Rusia interceptó un total de 12 cohetes que fueron lanzados contra la base aérea Jmeimim. Así lo informó el jefe del Centro ruso para la Reconciliación de las Partes Beligerantes en Siria, el general mayor Víktor Kupchishin.

 

El oficial aseguró que los soldados desplegados en la dicha base aérea repelieron con éxito el ataque.

 

Dicho alto mando ruso señaló que los responsables fueron dos grupos extremistas que se encontraban en la zona de distensión de Idlib, desde donde lanzaron 12 cohetes a las 15:15 de este 8 de mayo.

 

 

Rusia contó con la colaboración de soldados sirios

Las tropas rusas contaron con la ayuda de las fuerzas gubernamentales sirias para destruir las posiciones donde se encontraban los extremistas que realizaron la ofensiva.

 

 

Además, Kupchishin detalló que «todos los cohetes fueron interceptados por las eficaces defensas antiaéreas de la base Jmeimim» y confirmó que «no hubo víctimas ni se produjeron daños materiales».

 

Dicha base aérea rusa ya había sido atacada esta semana: varios militantes dispararon 36 misiles en dos ofensivas con múltiples lanzadores de cohetes contra ese recinto el pasado 6 de mayo.

 

Los puntos de origen de esos proyectiles fueron detectados y eliminados gracias a la cooperación entre la Aviación rusa y la artillería del Gobierno sirio.

 

 

LEA TAMBIÉN: COMUNIDAD INTERNACIONAL GUARDA UN SILENCIO CÓMPLICE ANTE NUEVOS CRÍMENES DE ISRAEL EN PALESTINA.

 

 

Ciudad VLC/Tomado de Actualidad RT.

Deja un comentario