Sebastián Piñera

Tras casi un mes de protestas antigubernamentales en Chile, el presidente Sebastián Piñera admite que “hubo uso excesivo de la fuerza” en el control de las manifestaciones violentas, por parte de los organismos de seguridad.

“Hubo uso excesivo de la fuerza, se cometieron abusos o delitos y no se respetaron los derechos de todos”, dijo este domingo Piñera justo un día antes de cumplirse un mes de las protestas.

En un principio las manifestaciones se produjeron contra el alza en la tarifa del metro, pero las demandas actualmente cubren un amplio abanico, desde mejoras en la educación, la salud, en las pensiones y hasta una nueva Constitución.

En un discurso en el Palacio de La Moneda, además de enviar condolencias a los familiares de las víctimas del estallido social, el mandatario chileno aseguró que el Gobierno “hará todos los esfuerzos” para no dejar en la impunidad ni a los que hicieron actos de violencia, ni a aquellos que cometieron atropellos y abusos.

También celebró por primera vez el acuerdo histórico del viernes alcanzado por el Congreso del país para convocar a un plebiscito en abril de 2020 con el fin de redactar una nueva Constitución, que sustituya la vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

 

 

Sebastián Piñera apuesta por la paz

Piñera mencionó que pensó en decretar nuevamente el estado de emergencia enfrentándose a un gran dilema entre si elegir “el camino de la fuerza” o “el camino de la paz”. Finalmente “optamos por el camino de la razón, para darle una oportunidad a la paz”, añadió.

El jefe de Estado chileno asimismo anunció su disposición para avanzar más allá del anunciado aumento del 20 % en la pensión básica solidaria, pero de forma gradual.

“Debemos evitar caer en el populismo y la demagogia, que sólo significarán dolor y frustración para todos los chilenos”, sostuvo reconociendo las “demandas justas y legítimas” de la nación chilena.

Durante las protestas, la Policía chilena reprimió con violencia al pueblo chileno y respondió con mano dura a los manifestantes, utilizando chorros de agua y gases lacrimógenos. Las represiones dejaron 22 muertos y miles de heridos.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Chile informó el jueves de la detención de más de 26 mil personas desde el inicio de las manifestaciones antigubernamentales hasta el 11 de noviembre.

 

 

Ciudad VLC / Hispantv

2 Comentarios

Deja un comentario