La nación norteamericana se enfrenta a la posibilidad real de un nuevo shutdown (cierre del gobierno) a fines de esta semana, debido al estancamiento de las negociaciones bipartidistas alrededor de la disputa sobre la aplicación de leyes de inmigración, así lo informaron este 10 de febrero legisladores y asesores de EE.UU..

Las exigencias del muro fronterizo del presidente Trump, que precipitaron el cierre de 35 días que terminó a fines del mes pasado, quedaron en un segundo plano en el callejón sin salida que se desarrolló durante este fin de semana, según funcionarios de ambas partes.

En cambio, después de parecer prometedores durante días, las delicadas negociaciones se derrumbaron por la insistencia de los demócratas en limitar el número de inmigrantes no autorizados que pueden ser detenidos por la agencia de inmigración y aduanas de EE.UU.

La ruptura de las conversaciones hace poco probable que los legisladores puedan llegar a un acuerdo este lunes, ya que el consenso debe ser aprobado primero por la Cámara de Representantes (Cámara Baja) y luego por el Senado (Cámara Alta) antes de la fecha límite del viernes por la noche.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre el cierre parcial del gobierno, inmigración y seguridad fronteriza en la Sala de Recepción a Diplomáticos de la Casa Blanca, en Washington,el 19 de enero de 2019. (AP Foto/Alex Brandon)

El shutdown parece inevitable en EE.UU.

Por su parte, el senador republicano Richard Shelby informó que las negociaciones entre legisladores estadounidenses para evitar el cierre se detuvieron hasta nuevo aviso. “Las negociaciones están estancadas por ahora”.

“Espero que no nos dirijamos a otro cierre“, dijo sobre el tema la congresista republicana Liz Cheney.

 

Por su parte, el jefe interino de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, afirmó que ante el escenario actual “no se podía descartar otro cierre del Gobierno federal”.

 

 

LEA TAMBIÉN: TRUMP VOLVIÓ A CHANTAJEAR CON EL CIERRE DEL GOBIERNO FEDERAL.

 

 

Ciudad VLC/Tomado de The Washington Post.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here