El cobro de tarifas arbitrarias y el abuso por parte de los camioneteros, se ha vuelto el pan de cada día para los usuarios, quienes desde el 15 de mayo son obligados a pagar 500 bolívares y más por un pasaje, aun cuando las autoridades en materia de transporte, no han autorizado tal incremento.

 

La premisa de los transportistas es la de siempre: “Los repuestos e insumos los pagamos a precio de dólar, esa plata no se hace cobrando 100 ni 200 bolívares y con la inflación se tiene que cobrar más”.

 

Ante esta situación, usuarios como Dayne Siso, residente del sector La Isabelica expresó: “¿A mí me pagan en dólares?, no, me pagan en bolívares, entonces en qué cabeza cabe que voy a dejar lo que gano a los buseteros. No puede ser que siempre, quien sale con las tablas en la cabeza es el usuario”.

 

 

pasaje

 

Por la medida chiquita, un usuario debe tener diariamente en su bolsillo entre 2.000 y 5.000 bolívares, entendiendo que en promedio, el pueblo trabajador toma entre tres y cuatro carros diarios, dependiendo del destino, y si el transportista cumple la ruta o no, tendrá que tener un excedente de dinero para sortear la situación, e incluso pagar rutas más costosas para completar su recorrido de ida y vuelta.

 

Sacando cuentas

Haciendo uso de la matemática y sacando cuenta, se pone sobre la mesa un ejercicio sencillo que contrasta lo que en promedio gasta diariamente un usuario del transporte público y lo que a diario éste le genera al trabajador del volante, que a menudo se autorepresenta como el eslabón más golpeado en esta cadena de servicio.

Una camioneta básica de transporte público tiene 32 puestos, que cobrados en 500 bolívares, en rutas cortas, porque la mayoría de las líneas adoptaron la modalidad de escala, para cobrar mayor número de pasajes en menor distancia recorrida; representa 16.000 bolívares, pero resulta que la gente parada también paga, y por lo general suben el doble de pasajeros “doble fila que todos se quieren ir y no hay carros”, suele decir el colector.

 

 

Así que sacando cuentas esta se redondea a 32.000 bolívares por vuelta y punto (recordemos que hacen escalas).

 

Siguiendo el ejercicio, supongamos que en una primera escala de la ruta “corto corto”, el transportista hace 10 vueltas al día, es decir, se gana sólo en ese punto, 320.000 bolívares diarios sin contar que la estrategia que aplican es cobrar hasta un punto, dar la vuelta y hacer más escalas cortas, lo que multiplica la cantidad de dinero según los tramos y recorridos que haga el transportista en el día.

 

Lo anterior explica por qué el negocio está en fraccionar las rutas y cobrar igual o superior monto de pasaje, movilizan mayor cantidad de pasajeros, ganan más y reducen costos por desgaste de repuestos e insumos al no cubrir rutas largas.

 

¿Quién pone control?

Como dice el dicho “aquí hay que hacer como Bartolo, cada quien que se defienda solo”, es la frase que recopila el sentir de cientos de usuarios, que se ven desamparados al momento en que sus derechos son vulnerados por chóferes y colectores, porque “el que no paga no se monta en la unidad”.

 

Cleto Barrios, residente de la Vivienda Popular de Los Guayos, dice que los camioneteros crearon rutas a su antojo, hacen menos recorrido y cobran “igualito”.

 

Explicó que cuando en la parada de El Elevado, se acerca a los policías que siempre están allí, para pedir apoyo por el cobro ilegal del pasaje y por incumplimiento de rutas, los funcionarios responden: “Ellos son los dueños de sus carros, no podemos hacer nada”.

 

La realidad es que el bolsillo de los venezolanos cada vez se ve más golpeado por la situación país, los aumentos desproporcionados del pasaje, el mal trato por parte de prestadores de servicio, y aunado a esto, también deben sortear la desfachatez de colectores, que exigen el pago en billetes de su preferencia, pues estos imponen en sus rutas qué billete reciben y cuáles no.

 

Los usuarios llaman a aplicar la ley contra todo prestador de servicio de transporte público que incumpla las rutas y cobre pasaje de forma arbitraria.

 

 

 

No dejes de leer: Valencianos deben lidiar con precios en dólares

 

 

 

Ciudad VLC/María Guevara 

5 Comentarios

Deja un comentario