Un poderoso terremoto en Filipinas estremeció este martes el sur de ese país, provocando deslizamientos de tierra y desprendimientos de rocas que mataron a seis personas e hirieron a más de 100, en una región ya castigada por otro sismo dos semanas antes, informaron las autoridades.

El terremoto de magnitud 6,6 se originó en una falla a unos 7 kilómetros de profundidad, unos 25 kilómetros al este de Tulunan, en la provincia de Cotabato, indicó el Instituto Filipino de Sismología y Vulcanología.

En torno al 90% de las casas de Tulinan sufrieron daños, indicó el alcalde, Reuel Limbungan.

 

 

Más 100 personas lesionadas tras el terremoto en Filipinas

Entre las víctimas estaban un padre y su hijo, golpeados por rocas en un desprendimiento que cayó sobre su pequeña granja en la afectada provincia de Cotabato Norte.

De igual forma, otro niño resultó herido, según la funcionaria de la agencia provincial de gestión de desastres Mercedita Foronda.

Además, aseguró la funcionaria que más de 100 vecinos sufrieron lesiones, la mayoría leves, en la provincia, señaló.

Otras dos personas murieron en un alud de tierra y un desprendimientos en una localidad en Magsaysay, en la provincia de Davao del Sur.

También se pudo conocer que una mujer embarazada falleció por la caída de un árbol en Tulunan, mientras que un hombre de 66 años murió por lesiones en la cabeza tras un aparente impacto de cascotes en la capital de la provincia de Cotabato Sur, Koronadal, donde otras 30 personas resultaron heridas.

Varias poblaciones suspendieron las clases hasta haber revisado los edificios escolares. Varios edificios dañados en otro temblor este mes sufrieron más daños y se cerraron al público.

 

 

Ciudad VLC / El Nuevo Herald/ BBC

Deja un comentario