Con un nuevo proceso electoral en el horizonte democrático, pautado para el próximo 9 de diciembre, se aviva el dilema que, en el último año, ha acentuado las diferencias en el seno de la MUD: ¿participar o no participar en las elecciones?.

 

Recientemente, la decisión de las cúpulas partidistas causó roces y, en algunos casos, la separación de dirigentes de organizaciones políticas como Un Nuevo Tiempo (UNT), Primero Justicia (PJ) y La Causa Radical (La Causa R) por no comulgar con la autoexclusión en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, evento que resultó en la victoria de Nicolás Maduro.

 

El argumento para justificar su ausencia siempre es el mismo: supuesta falta de condiciones y garantías electorales, desacreditando el proceso, el árbitro, representando por el Consejo Nacional Electoral (CNE), y el sistema de votación. Sin embargo, la derecha conquistó triunfos electorales con las mismas reglas.

 

Ya hay varios partidos interesados

Para el nuevo proceso que determinará los integrantes principales y suplentes de los concejos municipales, hasta la fecha, la plataforma unitaria La Concertación por el Cambio es la única en confirmar su participación. En este sentido, Avanzada Progresista (AP) y el Movimiento Al Socialismo (MAS) dieron un paso al frente al considerar que la elección representa un instrumento de cambio político.

 

«El ejercicio democrático es una herramienta de cambio y de reafirmación ciudadana, rebeldía y protesta», argumentó Luis Romero, secretario general de AP.

 

En esta línea coincide el MAS, organización que, a pesar de ser crítica sobre las condiciones electorales, insiste en aprovechar «cualquier ventana electoral que se abra». María Verdeal, vicepresidenta nacional de la tolda naranja, destacó que «la vía para cambiar un gobierno pasa por las elecciones».

 

Una MUD cada vez más desarticulada

En tanto, PJ y AD —que no podrán postular candidatos en este proceso por no haber acudido a los comicios del 20 de mayo— atacaron la convocatoria a comicios de concejos municipales. En el primer caso, Tomás Guanipa, dirigente de la agrupación aurinegra, calificó de «fraude» las elecciones convocadas por el CNE.

 

En la acera de AD, Henry Ramos Allup, secretario general de la tolda blanca, advirtió que aquel dirigente que se inscriba será autoexcluido de la organización.

 

En una posición no definida se encuentra UNT, organización creada por Manuel Rosales, que aún no ha anunciado qué hará de cara al 9 de diciembre. En este sentido, Carlos Armijo, presidente del Concejo Municipal de Maracaibo, en el estado Zulia, apuntó que «nadie puede jugar adelantado, en su momento lo decidiremos», citado por Noticia Al Día.

 

NOTICIA RELACIONADA:

Bertucci a la oposición: “Matar a un pueblo de hambre no es la forma de sacar al gobierno”

 

En paralelo, al menos 30 organizaciones se encuentran en el proceso de nominación para convertirse en partidos políticos. «Una vez que se constituyan como partidos políticos podrán también postular para este proceso electoral», aclaró Tibisay Lucena, presidenta del CNE, en rueda de prensa ofrecida el miércoles 11 de julio.

 

Ante la disposición del ente comicial, Luis Romero, secretario general de AP, colocó a la orden la tarjeta del partido político para aquellos concejales, vinculados a la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en ejercicio del cargo que deseen reelegirse y no cuenten con el respaldo del partido al que pertenecen.

 

 

Ciudad VLC/AVN

2 Comentarios

Deja un comentario