El Baile en Candela «es el más grande acto de fe para los seguidores de María Lionza».

«Es una manifestación ancestral que reviste singular importancia para el estado Yaracuy por cuanto es una expresión que viene desarrollándose  desde hace muchos años», expresa una nota del portal web Gobierno del Estado Bolivariano de Yaracuy.

Un acto de fe hace danzar a las personas sobre brasas.

LEER MÁS: FILVEN PRESENTARÁ 100 NOVEDADES EDITORIALES

Cada 12 de octubre, llegada la medianoche creyentes, visitantes y espectadores del Baile en Candela, el más grande acto de fe a la Reina, ven danzar sobre brasas a hombres y mujeres que reciben en sus cuerpos espíritus de indígenas, sincretismo religioso que se ha arraigado en la montaña de Quibayo del Parque Monumento Natural María Lionza, en el municipio Bruzual, en el estado Yaracuy.

Es un evento con más de 70 ediciones que reúne alrededor de 12 mil personas que han hecho presencia en el Monumento Natural María Lionza, para presenciar en los sectores, Sorte, Quibayo y en El Oro el baile en candela con la participación de 110 personas entre materia y bancos.

Particular manera de honrar a la diosa yaracuyana

Estos hombres y mujeres luego de pedir permiso a la Reina María Lionza, bailan por grupos sobre brasas ardientes, como una manera de honrar a la diosa yaracuyana por los favores recibidos.

Esta festividad incluye desde las más modestas ofrendas como flores, velas, rezos e inciensos hasta la bajada de espíritus a través de médiums en cualquier lugar de Venezuela.

“Los médiums, en su mayoría hombres, se preparaban para el baile. Vestidos con sus mejores galas ‒la parafernalia ritual incluye versiones libres de atuendos tradicionales indígenas, penachos y collares vistosos de estilos diversos‒ las materias fumaban tabaco escoltados por sus bancos desde el inicio de la ceremonia sin perder la concentración pese a los frecuentes gritos de los espectadores”.

 

No todos los asistentes, arriban a la montaña el mismo día, las caravanas llegan con días de antelación. En este tiempo ejecutan los llamados “ebbó” o trabajos de purificación, además de las llamadas “operaciones espirituales”; también se preparan para la gran fiesta.

El área dispuesta para la celebración se ubica en el sector Quibayo, en las cercanías del río Yaracuy, y ella es objeto de una rigurosa preparación en la que participan miembros y colaboradores de la Asociación Nacional de Espiritistas.

Actividad variada y compleja

Los preparativos comprenden actividades tan dispares como la limpieza y el cercado provisional del área de baile, la disposición de asientos para invitados especiales, la edificación y el ornamento del altar, la coordinación con los organismos del Estado, la recolección de ramas y troncos que darán forma a las grandes fogatas rituales sobre las que “bailarán” los médiums posteriormente, la instalación de la tarima, del sistema de sonido y de iluminación y una variedad de tareas complejas.

Los preparativos comprenden actividades muy dispares y complejas.

Es por ello, que la Corporación Yaracuyana de Turismo y Fondoturismo de Yaracuy, se complace  en apoyar esta iniciativa a través de la Asociación de Espiritistas Hijos de María Lionza que desde hace varios años reciben el apoyo del Gobierno regional.

 Gran parte de este apoyo es embellecer el lugar, brindar seguridad, baños ecológicos, informadores turísticos, puntos de información turística, y esto ha sido una gran fiesta que inicia con una semana de anticipación para brindarles a todos los turistas calidad de este evento.

Esta festividad también recibe apoyo de la Universidad Campesina de Venezuela Argimiro Gabaldón en pro de la difusión cultural del centro del país.

LEE TAMBIÉN: MULTAN A BANCOS INTERNACIONALES POR OPERAR CON VENEZUELA

Ciudad VLC/Nota de Prensa/Fotos Carlos Sarmientos

Deja un comentario