CONSEJOS PARA UN PERRO CALLEJERO

Otro de Luis Enrique Belmonte se refiere a los perros callejeros. JCDN.

       1. Ladrar con sentimiento.

       2. Leer a Cervantes en una perrera.

       3. Estar convencido de que es mejor tener cuatro patas que dos.

       4. Rascarse con gusto las pulgas.

       5. Mover la cola por lo que te interesa.

       6. No dejar de salivar ante un buen hueso.

       7. No quejarse tanto por el hambre: seguir buscando, siempre se encuentra algo.

       8. Jugar con moscas y mariposas, sin distinción de raza o credo.

       9. Hacer la siesta bajo la sombra de una matica [los días de fiesta]

           o bajo la sombra de un camión [los días laborables].

       10. Levantar la pata [los que puedan] y echar una buena meada

             sobre un muro blanco recién pintado.

       11. Correr en círculos persiguiéndote la cola.

       12. Buscar la pelota.

       13. Devolver la pelota.

       14. Cavar huecos bajo tierra.

       15. Asistir a coloquios de perros

             en noches de luna llena.

       16. Escuchar ladridos remotos.

       17. Asomar la cabeza por la ventanilla del carro: dejar que el viento

             te abanique las orejas.

       18. No rechazar nunca un viaje a la playa.

       19. Ladrarle a los camiones de basura: aprovechar la excusa para salir corriendo.

       20. Frotarse contra la grama de cara al sol.

       21. Cruzar la autopista con muchísimo cuidado.

       22. Andar siempre andariego.

       23. Que nadie te olisquee por detrás [a menos que tú se lo permitas].

       24. Sacudirse de vez en cuando.

       25. Sacudirse sobre todo después de recibir un balde de agua fría.

       26. Estar atentos a cualquier pollito

             que se te atreviese en el camino.

       27. No asustarse con las sombras de las farolas.

       28. No ladrarle a los espejos.

       29. Cuidarse de los timbres y de los petardos.

       30. No dejar que te coloquen en un laberinto

             para medir tu inteligencia.

       31. No confiar en ninguna persona que se haga llamar Pavlov.

       32. No pasar nunca cerca de una Facultad de Medicina.

       33. Embriagarse con el olor de la carne a la parrilla.

       34. Hacerte amigo del maestro parrillero.

       35. Escucharle las cuitas al vigilante

             para que te deje dormir en la garita.

       36. Desconfiar de cualquier clase de perrito faldero. 

       37. De vez en cuando juntarse con la pestilencia.

       38. Sentir con los ojos cerrados el olor de los jazmines.

       39. Sentir con los ojos cerrados el olor de los ausentes.

       40. Sentir lo más preciado con los ojos cerrados.

Luis Enrique Belmonte

 

 

TE INTERESA TAMBIÉN: EL DECIR POÉTICO DE NICARAGUA

José Carlos De Nóbrega/ Ciudad VLC

2 Comentarios

Deja un comentario