Civiles sirios arrojan piedras a las patrullas de Turquía encargadas del patrullaje, junto a las rusas, de la autopista M-4, según lo pactado en el acuerdo entre otomanos y eslavos.

Dicha arteria vial está situada en la provincia de Idlib, último bastión rebelde y terrorista, noroeste de Siria, y su resguardo está en manos de Moscú y Ankara.

En un vídeo que circula en las redes sociales se pueden ver vehículos militares turcos que cruzan la autopista y a los civiles sirios atacando el convoy y a su personal.

Los choques se registraron el domingo, cuando se llevaban a cabo las patrullas de vigilancia conjunta acordadas por Rusia y Turquía para estabilizar la situación en la región siria de Idlib.

A su vez, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que Moscú y Ankara disminuyeron la longitud de la ruta de la primera patrulla en la M-4, porque los terroristas utilizan escudos humanos, particularmente a mujeres y niños.

 

 

Civiles sirios arrojan piedras en claro rechazo a Turquía

Las hostilidades en Idlib se agravaron a finales de febrero, cuando el grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), apoyado por Turquía, perpetró una serie de ataques contra civiles y fuerzas sirias, a los que el Ejército sirio respondió con un bombardeo aéreo.

Turquía y Rusia acordaron recientemente una tregua destinada a poner fin a la escalada de violencia en Idlib.

En este sentido, una delegación rusa se desplazó a Ankara para abordar los detalles del pacto, incluyendo la creación de un corredor de seguridad y patrullas conjuntas a lo largo de la autopista M-4.

Un reportero de SANA, no obstante, denunció que, pese el alto al fuego alcanzado el pasado 5 de marzo entre Rusia y Turquía sobre la provincia de Idlib, el Ejército turco aún se niega a retirar sus armas pesadas de los puestos de observación de esta región siria.

 

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Hispantv

Deja un comentario