A quien pueda interesar, Manual en tiempo crítico hilvana unas sugerencias personales para el buen vivir. JCDN.

A QUIEN PUEDA INTERESAR

Manual de uso en tiempo crítico

Las circunstancias endurecidas de este siglo en el País, más la ayuda de las voces afectuosas que me rodean, me han permitido descubrir que no soy tan buena persona como pensaba.

He encarnado, como Mister Hyde, los vicios del Otro y la Sociedad que yo sigo cuestionando a viva voz y por escrito, ello sin quitarme la viga de los ojos: mezquindad, indolencia, despropósito, mentira, irresolución e irresponsabilidad de palabra y acción.

Por tal razón, esto me mueve a asumir lo siguiente:

1.- Concentrarme en el autoanálisis de mi conducta reprobable, contando con la asistencia de los que siempre me han tendido su mano generosa y desinteresada.

2.- Pedir con humildad cristiana y auténtica mil disculpas, para luego reparar –en la medida de lo posible- el daño que he causado a mi Prójimo y entorno afectivo.

3.- Asumir un voto de uso selectivo, saludable y más responsable de la Palabra dicha y escrita.

Como me lo habían reclamado de buena gana, estoy consciente de que mi lengua es más rápida e imprudente que mi mente.

4.- Someter a Dios, con voluntad y decisión propias, la conducción de mi vida. Así lo creo en la contingencia de mis contradicciones internas y –en especial- la Fe en el Cristo resucitado y liberador que nos redime día a día.

 

 

El país posible

Recordemos que la culpabilidad beata e inducida, además de que no pertenece a la praxis cristiana, es un arma infame para esclavizar al Otro.

Buscar culpables o paga-peos en medio del desmadre con que los poderes fácticos nos golpean, resulta ser absurdo sobre el absurdo y motivo malsano de desunión.

Hemos hecho gala de gran resistencia y no se nos quitan las ganas de contribuir por una mejor calidad de vida en Venezuela.

¡Ni sumisión a potencias de afuera, ni explotación de nuestros compatriotas dentro de la Nación!

Complementen este aporte, con la lectura cuidadosa del libro de Job bien acompañada por los comentarios de Fray Luis de León o, por qué no, Carl Gustav Jung.

 

 

TE INVITAMOS A LEER: LA EXPOSICIÓN DEL LIBRO DE JOB POR FRAY LUIS DE LEÓN

 

 

No nos olvidemos tampoco de Bolívar, Miranda, Picón Salas, Briceño Iragorry, Enriqueta Arvelo Larriva y Ana Enriqueta Terán, entre otras voces nuestras de buena voluntad.

Un abrazo y no nos rindamos ante la Muerte:

la Vida importa y mucho en la construcción de un País posible.

 

 

 

 

LEE ESTE ARTÍCULO DE ELY REYES: ANCLAR EL SALARIO… ¿A LA COMIDA?

 

 

José Carlos De Nóbrega / Ciudad VLC

2 Comentarios

Deja un comentario