Clíver Alcalá Cordones, ex mayor general del Ejército venezolano, confesó este jueves que el armamento confiscado en Colombia el pasado 24 de marzo sería entregado a Robert Colina Ibarra, alias Pantera.

Con dicho armamento atentarían contra la estabilización del Gobierno de Venezuela y asesinarían al presidente Nicolás Maduro.

Esa confesión la hizo a W Radio Colombia donde confirmó los planes desestabilizadores coordinados desde Colombia.

Alcalá Cordones fue denunciado este miércoles por el Gobierno venezolano como el articulador de todos los esfuerzos para cometer actos terroristas y magnicidas contra Venezuela.

Alcalá aseguró que estas armas eran parte de un acuerdo entre él y el diputado opositor venezolano Juan Guaidó con asesores estadounidenses.

En dicho acuerdo, aparece la firma de J.J. Rendón, con apoyo de agentes norteamericanos.

El propósito era utilizarlas en una operación contra el presidente venezolano que sería ejecutada en marzo, en medio de la pandemia de coronavirus.

Alcalá Cordones

El exfuncionario venezolano aseguró que se encuentra en Barranquilla.

«Las autoridades colombianas han estado hablando conmigo. No estoy en un intento de fuga», añadió.

No obstante, aunque reconoce que toda la organización del plan se gestó desde Colombia, aseguró que ni presidente Iván Duque ni las Fuerzas Armadas de ese país estaban al tanto.

«Ellos solo se enteraron hasta hace 48 horas», aseguró.

LEE Y COMPARTE: DUQUE INFORMÓ A TRUMP SOBRE PLAN CONSPIRATIVO CONTRA VENEZUELA 

 

Ciudad VLC/Mónica Llovera/La Tabla

2 Comentarios

Deja un comentario