Por José Ávila: El Bolívar, el oro, el petróleo y otros minerales estratégicos

1
423
dolar

“Inventamos o erramos”: Ésta máxima del maestro de maestros, Simón Rodríguez, guía e inspirador del más grande hombre de América, nos desafía en estos momentos, cuando el signo monetario está siendo atacado, por propios y extraños, quienes en su afán por derrocar la construcción del socialismo, arremeten contra él.

Es hora de inventar y romper con el patrón dólar que arbitrariamente impuso EEUU y sus aliados y poner, por obra, las avanzadas ideas que en ese tema el gigante Hugo
Chávez nos legó.

El dólar es una moneda sin soporte real en la economía, su alocado endeudamiento, el control que ejercen sobre los organismos multilaterales, sobre la impresión de ese papel,
sobre la mediática internacional y el poderoso aparato militar, lo convirtió en un símbolo de referencia internacional, que agita las mentes de los mas incautos y perturba nuestras
economías.

El dólar no vale lo que dicen los expertos, es una burbuja que pronto estallará, es una estafa a nivel global, es como una pirámide que tarde o temprano explotará y caerá.

Declararnos antiimperialistas y no romper con ese mecanismo de dominación, nos deja la tarea por la mitad. Quién en su sano y lógico juicio puede creer que Venezuela, el país con el mayor reservorio de petróleo, oro, coltán, hierro y agua (motivos de guerra y saqueo en estos bárbaros tiempos) puede tener una economía sin respaldo en su moneda?. Además de una envidiable estabilidad política, demostrada en más de 20 procesos electorales.

El Comandante Hugo Chávez, nos dejó la idea y la concreción del Banco del Sur, con la orientación de que todos los Países del Sur depositáramos nuestras reservas internacionales en ese Banco y apuntaláramos nuestro desarrollo, para salir de la trampa, de pagar altos intereses por los préstamos y recibir cero (0) interés por nuestros
depósitos en el exterior.

De igual forma se creó del SUCRE, un mecanismo de compensación regional, tipo moneda virtual en una primera fase, para luego asumirla como moneda de intercambio y dar el salto de tenerla como referencia en nuestras transacciones y evitar las distorsiones del dólar y sus implicaciones contra nuestras economías.

Tenemos el desafío de terminar de dar ese salto. Ya China junto a los BRICS lo hizo y va por buen camino. Por ahora debemos entender que la turbulencia económica y financiera en la que nos han metido lo operadores de Banca, Seguros e importadores, es producto de una GUERRA para alterar la paz del país y culpar a nuestro Gobierno que lidera el Presidente Nicolás Maduro.

Saltan los neo liberales a proponer la dolarización como la tabla de salvación, olvidando estos genios que; primero es anti constitucional e ilegal, pues la moneda de curso legal en Venezuela es el Bolívar y eso no se negocia. Segundo, dolarizar implicaría ceder soberanía, pues desaparece el BCV y la Reserva Federal de los EEUU se convertiría en el rector de nuestra política monetaria. Tercero, matamos al Bolívar como símbolo de la libertad y nuestras ancestrales luchas, borrando del imaginario esa referencia e inspiración de rebelión permanente y pasaríamos a ser un apéndice del imperio norteamericano.

 

Te sugerimos leer: Elucubraciones- José Gregorio Blanco

 

Nuestra moneda no se llama BOLIVAR por capricho, es un legado que no podemos entregar, ni aun en las peores circunstancias. Ustedes no se han preguntado ¿por qué la moneda de EEUU no se llama George Washington? Pues la oligarquía norteña, siempre se ha caracterizado por enterrar la historia, ya que eso le recuerda permanentemente al Pueblo, el glorioso pasado de libertad.

Imaginemos por un momento que le asignamos un valor monetario a la reserva de petróleo que se puede extraer en Venezuela, al Oro, al Coltán, al hierro y a los reservas de agua disponibles; y luego las registramos nominalmente en la cuenta de reserva internacional de nuestro país? ¿Cómo quedaría el cambio con respecto al Bolívar? ¿Qué pasaría con el dólar? Pues sencillo, se pulveriza, ya que ningún país en el planeta tiene esa cantidad de recursos disponibles.

Miren compatriotas, nos quieren sembrar la idea, a través de la manipulación, la inflación inducida, el acaparamiento y la especulación, que el Bolívar no vale nada y eso no es verdad.

 

Hoy en día los conflictos bélicos tienen por motivo e inspiración, controlar el acceso a los recursos como los que tiene Venezuela y para ello deben primero borrar de las mentes de las personas, los principios de soberanía e independencia fiscal y monetaria.

La Venezuela antiimperialista va insurgir con una novedosa política en defensa de su moneda, el ingreso de todos los venezolanos y nuestro aparato económico.
Que nadie pierda el ánimo, es una guerra que nos han declarado y la victoria sera nuestro galardón. Vamos pues; inventamos o erramos!

No te dejes engañar, el dólar es una Estafa!

 

José Ávila

 

** Este artículo lo escribió José Ávila, en junio de 2015, cuando era Diputado a la Asamblea Nacional e Integrante de la Comisión de Finanzas. Hoy, más vigente que nunca.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here