El pintor Cristóbal Ruiz es la segunda entrega de Biografías Portátiles, un espacio de promoción y divulgación de la vida y obra de nuestros artistas, nacidos y radicados en Valencia (la de Venezuela). Desde el diario Ciudad VLC, nos mueve la reconstrucción física, patrimonial y espiritual de la ciudad en un afán asertivo y celebratorio.

El pintor Cristóbal Ruiz (La Luna, Urama, 6/02/1950- Naguanagua, 5/02/ 2005) fue uno de los artistas y personajes más entrañables, curiosos y emblemáticos de la ciudad de Valencia, Venezuela, donde desarrolló su trabajo artístico y, si se quiere, teatral de la calle. Fue acogido bajo el bonachón mecenazgo de José Mavares, simpático propietario lusitano del “Bar La Guairita”.

Cristóbal Ruiz al lado de una de sus obras

Lo encontrábamos siempre en los pasillos de la Facultad de Educación y el bulevar de la Escuela de Derecho de la Universidad de Carabobo. Asimismo, formaba parte de ese extraño universo artístico que fue la Escuela de Teatro Ramón Zapata bajo la dirección de Eduardo Moreno. Cristóbal Ruiz propuso una estética que combinó el surrealismo naif, el fauvismo y el arte pobre como vocación vital.

LEE DOS TEXTOS EN HOMENAJE A CRISTÓBAL RUIZ

Pese a que cursó muy joven estudios en la Escuela de Arte “Cristóbal Rojas” de Caracas, el artista selenita e integral Ruiz fue configurando en la otrora ciudad industrial de Venezuela un discurso plástico poco convencional y reñido con los formalismos de academias fallidas. Se nos antoja su propuesta pictórica una arremetida de los oprimidos contra los excesos del desarrollismo en la capital de Carabobo desde los tiempos de la dictadura de Pérez Jiménez, además de gesticulación irreverente y cómica que importunaba a la auto-nombrada, goda y excluyente Valencianidad.

“Los caballos de la luna” de Cristóbal Ruiz

Sin embargo, cultivó la amistad y la consideración crítica de escritores y artistas como Vielsi Arias [quien publicó un libro dedicado a su obra en la editorial el perro y la rana], Carlos Yusti [también pintor y ensayista desbraguetado], el fotógrafo Yuri Valecillo, Richard Montenegro, Luis Cedeño [por la vía mágica de la novela “Queherido Cadáver”] y este polemista compulsivo [en el volumen “El Dragón Lusitano y otros relatos”, 2013, Fundarte, le dediqué un tríptico cuentístico alusivo].

Retrato fotográfico del pintor por Yuri Valecillo

Cristóbal Ruiz, si bien en los cánones de la pintura figurativa informal [cuyos referentes tutelares van de Feliciano Carvallo a ese gigante que es todavía Bárbaro Rivas], persistió en un estilo híbrido y estridentista que concilió la pobreza del soporte y los materiales con el colorido carnavalesco, el tenor surrealista personal y un aparente descuido técnico. Artista y obra se confundieron en el caldo mestizo de su propia propuesta: el arte pobre como encarnación, proyecto y padecimiento de vida.

Otro cuadro ajedrezado del artista: “El Libertador”

LEE TAMBIÉN LA BIOGRAFÍA PORTÁTIL DE LUIS ALBERTO ANGULO

En cuanto a las transacciones de su obra en el mercado del arte, nuestro performer de botiquín  no se cotizaba en Nueva York ni en París, hasta donde tenemos conocimiento [nunca se sabe con los bachaqueros de objetos artísticos]. Él vendía sus obras de contado o cambiándolas por botellas de leal cocuy. Poco tiempo antes de su trágica muerte real, se había regado el rumor de una primera muerte. Al aparecer Cristóbal vivito y coleando, se especuló que era una estratagema suya y de sus coleccionistas para revalorizar sus cuadros. Genio y figura bordeando y cayendo en la sepultura.

“Los burros preñados de sueños”

No nos extraña que Cristóbal Ruiz, el pintor de la locura lunar [moon madness], fuera acosado por el orden mal dibujado de policías indolentes. Cierta vez, nuestro pintor dormía en el banco de una plaza pública desconocida, cuando fue importunado por un paco gamberro. A la pregunta “¿De dónde es usted?, ciudadano”, Cristóbal respondió por partida doble y con piquete “De La Luna, señor”, lo cual le acarreó 24 horas de arresto en una triste prefectura. ¿No les parece la anécdota y el personaje extraídos de un cuento de Salvador Garmendia o el Gabo?

José Carlos De Nóbrega / Ciudad VLC

1 Comentario

  1. TENGO DOS CUADROS DE CRISTOBAL RUIZ. LA PESCA Y EL BAUTIZO…SE LOS COMPRE CUANDO ESTUDIE EN LA ESCUELA DE ARTES PLASTICAS CRISTOBAL ROJAS DE CARACAS…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here