Estados Unidos (EEUU) desplegó a sus militares en Rumeilan, en la provincia de Hasaka, para así tratar de controlar los campos petroleros de Siria.

De acuerdo con el medio, se trata de «decenas» de unidades de equipos militares desplegados en esta área, que se considera uno de los principales centros de producción de petróleo del país árabe.

Pocas horas antes, la agencia anunció que las fuerzas del Gobierno sirio habían expandido su área de influencia en la provincia de Hasaka, al tomar el control de dos aldeas ubicadas al oeste del asentamiento de Tell Tamer, cerca de la carretera que une las ciudades Hasaka y Alepo.

EEUU se asienta en los campos petroleros de Siria

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó retirar las tropas de la zona fronteriza con Turquía a inicios de octubre, dando total libertad a la agresión otomana.

Campos petroleros de Siria

A pesar de esa decisión, el Pentágono anunció el 1 de noviembre, que sus soldados «permanecerán desplegados» en la provincia de Deir ez Zor, en el noreste del país árabe, para proteger los campos petroleros de la zona e impedir que el Estado Islámico acceda a esos recursos.

Asimismo, a principios de noviembre, la agencia turca Anadolu reportó que EEUU había comenzado la construcción de dos nuevas bases militares en la provincia de Deir ez Zor, en el noreste de Siria, una zona rica en petróleo.

Además, se informó que Washington había enviado a la región entre 250 y 300 soldados adicionales, vehículos blindados, armas pesadas y municiones. 

De igual forma, según fuentes locales, el Ejército estadounidense se está preparando para crear nuevas bases.

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT

Deja un comentario