Si tu pareja y tú quieren terminar su día con pasión pero no tienen tanta energía para echarse las posiciones de siempre: de perrito, la vaquera o de pie… Entonces, estás a punto de conocer una que no requiere casi nada de esfuerzo físico.

 

 

¡Una vez que leas esta nota, no dudes en compartirla con tu pareja, recuerda que el sexo es trabajo de dos!

 

 

Para hacerla debes colocarte en la posición del misionero es decir; recostada boca arriba.

 

Después de unos minutos de juegos previos que sí o sí deben incluir estimulación del clítoris, deberá comenzar a penetrarte mientras tu llevas los tobillos sobre sus hombros.

 

Seguro ya te preguntaste en qué tiene que ver todo esto con un caracol…

 

Al momento de la penetración debe hacerlo en movimientos lentos pero manteniendo un ritmo, esto es para que no gaste tanta energía en lugar de hacerlo en movimientos rápidos.

 

Mientras llevan este ritmo pueden estimularse mutuamente con las manos o con juguetes sexuales y jugar con la profundidad de la penetración para que las sensaciones suban de tono paulatinamente.

 

 

Como ves, hacerlo lento no significa hacerlo aburrido, la posición sexual del caracol puede llevarte a tener los orgasmos más intensos y no tienen que esforzarse tanto…

 

SEGUIR LEYENDO: ¿NO SABE BESAR? AQUÍ CINCO TRUCOS PARA QUE NO PASE PENA

 

Así que ya sabes qué puedes hacer cuando lleguen cansados de trabajar o si salen de viaje y sus cuerpos no dan para tanto circo y maroma.

 

Mary Pacheco / Ciudad VLC / Mujer de 10

2 Comentarios

Deja un comentario