En el estado Carabobo, existe un lugar que es referencia por la cantidad de casaberas que desde hace muchos años fabrican este pan nuestro, nos referimos al sector El Rincón en el municipio Libertador.

El casabe, o cazabe, es un pan ácimo (sin levadura), fino, redondo y crujiente, hecho de harina de yuca, cuya producción y consumo se remonta a tiempos de nuestros pueblos originarios. Por su fácil conservación era un componente infaltable en la alimentación de los grupos indígenas, sobre todo de las Antillas menores, además de Colombia, Cuba, Haití, Honduras, Islas Caimán, Jamaica, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela. También se incluyen Brasil y Perú, donde lo llaman “tapioca”

Etimológicamente viene de la palabra “cazabí” cuyo significado es pan de yuca.

 

 

Caribes, guajanatabeyes, siboneyes, piaroas, waraos, yekuanas, kariñas, piapocos, curripacos, puinaves, sikuanis y yerales son algunos de los grupos indígenas que en épocas precolombinas ya lo consumían a diario en su dieta. Y actualmente es acompañante de las comidas en cada vez más países.

Su uso como contorno se pierde de vista, puede acompañar una sopa, como puede ser el carbohidrato pareja de la carne, también le untan arequipe y coco  para hacer un rico postre, otra opción es aplicarle aceite comestible y orégano, se hornea y así se obtiene un pasapalo increíble con sabor similar al de una pizza. Es decir, es infinito el uso que puede tener nuestro casabe.

 

TE RECOMENDAMOS: DOCUMENTAL “SAN JUAN BAUTISTA, MIL ROSTROS, UNA DEVOCIÓN” VA A LA UNESCO

 

En El Rincón, muchas familias llevan años siguiendo fielmente la tradición de la elaboración del casabe y ha sido una importante fuente de ingresos para esta comunidad. La mayor parte de sus habitantes laboran en estas casaberas.

El sábado 1° de febrero visitamos una de las emblemáticas casaberas del Rincón, que es además un lugar lleno de tranquilidad, gente cordial, buen clima y un silencio realmente relajante.

Definitivamente un sitio con gran potencial turístico, que desde hace tiempo ha sido referencia nacional en lo que a elaboración de casabe se refiere; allí compartimos en la «Casabera La Nena», donde entrevistamos a Ansony Varela, joven trabajador y uno de los líderes de esta empresa familiar, quien gustosamente nos atendió:

 

Con Ánsony Varela.

Ánsony, cuéntanos un poco sobre la Casabera La Nena.

 A.V.: Tiene registrada como 10 años, pero es una empresa que está desde hace mucho tiempo y ha ido de generación en generación, comenzaron mis abuelos, luego mis padres y ahora somos nosotros los que hacemos el trabajo, todos somos familia y hemos seguido los pasos de los abuelos para seguir fabricando.

¿Cómo es el proceso de elaboración del casabe?

A.V.: El proceso es el siguiente, primero a la materia prima, que es la yuca, se le quita la concha, se pela, luego pasa por un rallador hasta que su consistencia queda como la masa de cachapa, de allí la llevamos a la prensa para sacar el “yare”, que es el jugo, después quedará como una masa parecida a la harina de maíz. Luego a la plancha o al horno que son los fogones para cocinar el casabe. Después a la venta…

 

Pelado de la yuca.

 

Ese mito de la yuca amarga… Eso que dijeron en un tiempo que el consumo del casabe es peligroso porque puede estar hecho con yuca amarga. ¿Qué piensas sobre eso?

A.V.: Mira, la yuca amarga, por cierto, sí es venenosa, tiene un veneno llamado cianuro, cuando extraemos el yare le estamos extrayendo el veneno, en el proceso ese componente se saca.

 

Harina de Yuca.

 

Es decir, ¿que el casabe se puede hacer con yuca amarga?

A.V.: Sí, porque se le extrae el yare en el proceso y no representa ningún peligro. Lo que sí, es que la yuca amarga no se puede consumir sola, sancochada, ni frita, como la yuca dulce.

 

Extracción del yare (en la yuca amarga, que es venenoso) o jugo de la yuca.

 

Y mira, Ánsony, ¿hay alguna diferencia entre el casabe hecho con yuca amarga y el de yuca dulce, en cuanto a sabor y calidad…?

A:V: Con ambas yucas el sabor es el mismo, no cambia en absoluto… Lo que pasó es que el casabe lo inventó un indio que se cansó de comer yuca, entonces la ralló (risas).

¿Cómo han sido las ventas del casabe en estos tiempos?

A.V.: Las ventas han caído un poco por el precio de la yuca, que varía mucho y obliga a que subamos el precio del casabe, y eso hace que la venta suba y baje constantemente. Te puedo decir que semanalmente producimos 30 sacos de yuca, que es igual a 50 bultos de casabe. Vendemos al mayor, pero también al detal a los vecinos.

¿Quién cultiva la yuca?

A.V.: Para Campo Carabobo, la yuca dulce viene de San Carlos, Macapo y Las Vegas, estado Cojedes. Y la amarga viene de oriente, de Maturín…

 

casaberas
Extracción del jugo de la yuca.

 

¿Tú consumes casabe?

A.V.: Consumo bastante casabe…

Alguien una vez me dijo que el casabe es «el pan nuestro», ¿cómo motivarías a las personas que aún no lo han probado o no se han enamorado de él?

 

A.V.: Yo les digo que se incentiven a comprarlo y a probarlo, para que vean que es muy rico, sobre todo cuando la acompañas en un almuerzo con carne, granos o con sopa, ese es el pan nuestro, el pan venezolano. Y a los que no lo han probado los invito a acercarse; es más, por acá se les estará regalando un pedazo para que lo prueben.

 

LEE TAMBIÉN: CONOCE LOS BENEFICIOS DE LA YUCA PARA NUESTRO CUERPO

 

Y así terminamos nuestra entrevista, con muchas ganas de volver a visitar a toda la familia de la Casabera La Nena, que nos trató con mucha hospitalidad y alegría; hubo momentos en los que no encontrábamos cómo corresponder ante tanta amabilidad.

Gente hermosa, creadora de un sabroso casabe, ¡el pan nuestro!, gente que lleva consigo siempre su espontánea y sincera sonrisa… ¡Qué lindo nuestro pueblo! ¡Qué linda nuestra Patria!

 

José David Monsalve / Ciudad VLC

Deja un comentario