Aunque el gobierno de Estados Unidos no se cansa de criticar la labor de los denominados ‘colectivos’ en Venezuela, lo cierto es que, a pesar de que nadie habla de ello, los colectivos armados de EEUU sí son una realidad que últimamente no ha pasado inadvertida y que amenaza con poner en tela de juicio el papel del régimen de Donald Trump en su apoyo y financiación.

 

Como se sabe, los sucesivos gobiernos que han pasado por la Casa Blanca han acusado a la Revolución Bolivariana de crear distintas organizaciones parapoliciales armadas y violentas y que supuestamente cuentan con el apoyo y financiamiento estatal.

 

no es la primera vez que colectivos armados de EEUU patrullan la frontera a lo largo de la historia

Primero los llamaron los ‘Círculos del Terror’, haciendo referencia a los Círculos Bolivarianos, acusados de represión y asesinatos a mansalva durante los hechos del golpe de Estado perpetrado el 11 de abril de 2002.

 

Luego, con la creación de los llamados ‘Colectivos’, las baterías mediáticas del imperialismo se enfilaron contra esta forma de organización popular, que entre otras muchas labores, realizan actividades culturales, de economía popular, educativas y de apoyo mutuo para resolver problemas en las comunidades a través de la autogestión.

 

Pero, ¿existen colectivos armados en EEUU?

Sí, y en cantidades que mucha gente ni se imagina. En EEUU -donde cualquier ciudadano puede comprar un arma de guerra- es más común de lo que parece que se organicen milicias parapoliciales, sobre todo en la frontera con México, para atacar a los migrantes que intentan hacer realidad el denominado sueño americano.

 

Es público y notorio que estos grupos armados no pertenecen al ejército o a la policía, por lo que no rinden cuentas a nadie sobre su funcionamiento, logística y actividades, sean legales o no.

 

Aunque parezca mentira, resulta paradójico que un país que acuse a otro de formar grupos armados al margen de la ley permita que este tipo de ‘patrullas fronterizas’, conformadas por civiles armados, actúe impunemente sin ningún control estatal o, peor aún, bajo su apoyo, protección y anuencia.

 

Los Rangers de Texas allanaban casas sin orden judicial, torturaban a sospechosos y, a veces, mataban a inocentes

Un grupo armado en Nuevo México atrajo la atención nacional el mes pasado por detener a inmigrantes cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, pero no es la primera vez que colectivos armados de EEUU patrullan la frontera a lo largo de la historia. A continuación una mirada a este fenómeno, en una investigación documental realizada por AP:

 

Patrullas para esclavos

Después de la guerra entre México y Estados Unidos, grupos de cazadores comenzaron a vigilar la frontera de Texas en busca de esclavos negros que habían huido.

 

Los historiadores dicen que jinetes armados a veces cruzaban ilegalmente hacia México para intentar capturar a esclavos fugitivos, pero se encontraron con la resistencia del gobierno y el pueblo mexicanos.

 

QUIZÁS TE INTERESE: LAS 6 TEORÍAS DE GUERRA QUE SE ESTÁN APLICANDO CONTRA VENEZUELA

 

Rangers de Texas

No, no se refiere al equipo de béisbol de las Grandes Ligas y menos la icónica serie protagonizada por Chuck Norris. Los Rangers de Texas eran una milicia privada que trabajaba para terratenientes y ganaderos adinerados preocupados por el robo de ganado y caballos.

 

Aunque en Hollywood han intentado engrandecer la oscura labor de los Rangers, lo cierto es que estos grupos deambulaban entre el crimen y la ilegalidad.

 

Rangers de Texas
Los Rangers de Texas han sido uno de los tantos colectivos armados de EEUU a través de la historia.

A principios de 1900, los Rangers de Texas operaban con impunidad a lo largo de la frontera de Texas y México porque protegían a los estadounidenses de los mexicanos que cruzaban.

 

Pero, según los historiadores, a menudo atacaban a estadounidenses de origen mexicano, allanaban casas sin orden judicial, torturaban a sospechosos y, a veces, mataban a inocentes.

 

En 1919, hace 100 años, ejecutaron a 15 hombres y niños mexicoamericanos en Porvenir, Texas, en lo que más tarde se llamaría la Masacre de Porvenir. Ninguno de los implicados fue a la cárcel.

 

NO DEJES DE LEER: MERCENARIOS Y ASESINOS OFRECEN SUS SERVICIOS PARA TUMBAR A MADURO

 

César Chávez y Los mojados

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos líderes de derechos civiles mexicoamericanos expresaron alarma ante el creciente número de mexicanos que ingresaban ilegalmente a Estados Unidos. César Chávez, cofundador de United Farm Workers, creía que los rancheros utilizaban a los inmigrantes para acabar con las huelgas.

 

En 1973, miembros de United Farm Workers bajo la dirección del primo de Chávez, Manuel, establecieron una “línea de mojados” -forma despectiva de referirse a los migrantes ilegales- cerca de San Luis, Arizona, para frenar la migración de mexicanos y sus miembros los atacaban físicamente.

 

Supremacistas blancos

En 1977, el entonces director nacional del Ku Klux Klan, David Duke, anunció que el grupo supremacista blanco patrullaría la frontera ayudando a la autoridad a impedir que los inmigrantes ingresaran ilegalmente a Estados Unidos.

 

En la década de 1990, la Patrulla Fronteriza reforzó la vigilancia en áreas urbanas como El Paso, Texas y San Diego, y los migrantes cambiaron sus rutas hacia Arizona, lo que provocó la formación de milicias que fueron acusadas de detener ilegalmente a hispanos y, en algunos casos, de atacarlos físicamente.

 

LEE TAMBIÉN:

Blackwater estaría buscando crear un ejército de 5 mil mercenarios en Venezuela

 

Ely Reyes/Ciudad VLC/AP

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here